Despliega el menú
Aragón

SE INVIERTE LA TENDENCIA EN ARAGÓN

Los nacimientos superan a las muertes por primera vez desde 1985

Aragón tuvo el pasado año un crecimiento vegetativo positivo, es decir, más nacimientos que defunciones, por primera vez desde 1985, según consta en el avance del informe del Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) correspondiente a 2008, que ha sido presentado a los medios de comunicación.

En concreto, la Comunidad aragonesa registró 13.673 nacimientos, 380 más que las 13.293 defunciones contabilizadas en 2008.

La interrupción de la tendencia negativa mantenida durante los últimos veintitrés años fue posible al crecimiento vegetativo positivo registrado en la provincia de Zaragoza, con 948 nacimientos más que defunciones, que contrarrestó los balances negativos de Huesca (-206) y Teruel (-362).

La Comunidad aragonesa, que en el año 1976 llegó a tener un crecimiento vegetativo positivo de casi 7.000 personas, inició en 1986 una tendencia negativa que se ha mantenido durante más de dos décadas.

El año 1985 fue el último en el que logró un balance positivo, con 237 personas, y a finales de la década de los 90, en 1998 y 1999, llegó a registrar decrecimientos cercanos a las 4.000 personas al año.

Por ello, desde el CESA, órgano consultivo e independiente constituido a partes iguales por sindicatos, empresarios y Gobierno de Aragón, se valora especialmente este cambio de tendencia.

El crecimiento vegetativo positivo ha contribuido a la reducción de la tasa de envejecimiento -proporción de personas de 65 años o más-, que desde 2001 ha bajado 1,9 puntos, hasta el 19,8 por ciento.

La esperanza de vida de los aragoneses es de 81,8 años -78,6 para los hombres y 84,9 para las mujeres, frente a la media de 81,1 años en España y 78,9 en la Unión Europea (UE).

La población aragonesa creció por décimo año consecutivo, en 30.263 personas, el 2,3 por ciento, hasta un total de 1.326.918, debido al incremento de la población inmigrante, que representa el 11,7 por ciento del total.

Este colectivo social aumentó el pasado año en 30.488 personas, el 24,5 por ciento, hasta un total de 154.892.

La tasa bruta de mortalidad -defunciones por cada mil habitantes- en la Comunidad aragonesa fue del 10,3 por ciento, por encima del promedio nacional del 8,6 por ciento, debido al mayor envejecimiento de la población en Aragón.

La principal causa de mortalidad en la Comunidad fueron las enfermedades del sistema circulatorio, el 32,1 por ciento del total; los tumores, con el 27 por ciento; las enfermedades respiratorias, con el 9,1 por ciento; las digestivas, con el 5,7 por ciento, y las causas externas, con el 4,4 por ciento.

El número de interrupciones voluntarias del embarazo mantuvo su tendencia creciente, con 3.153 casos, el 7,6 por ciento más respecto a 2007, y el 54,2 por ciento más en comparación con 2001.

Según el CESA, la crisis económica no ha afectado en términos generales a la calidad de vida de los aragoneses, a excepción del mayor número de desempleados y del mantenimiento de unos precios de la vivienda demasiado altos, ya que se registraron mejoras en los ámbitos de la sanidad, la educación y las prestaciones sociales.

En el ámbito económico, el informe repasa las principales cifras macroeconómicas y laborales del pasado ejercicio, y constata que la economía aragonesa, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1,5 por ciento, superior en tres décimas a la media española, aguantó mejor la crisis gracias a una estructura productiva más equilibrada y a la celebración de la Expo.

Estas variables positivas también tuvieron su reflejo en el mercado laboral, ya que Aragón terminó el año como la tercera Comunidad con menor tasa de paro, el 7,2 por ciento, frente a la media española del 11,3 por ciento.

Como dato positivo destaca al aumento de la inversión en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) en un 12,7 por ciento, si bien la proporción respecto al PIB se situó en el 0,91 por ciento, todavía lejos del promedio nacional del 1,2 por ciento, y la mitad que algunas Comunidades limítrofes, como Navarra.

Etiquetas