Aragón
Suscríbete por 1€

EMPLEO PÚBLICO

Los funcionarios de la DGA trabajarán media hora menos hasta el 1 de octubre

El Gobierno amplía quince días el horario de verano coincidiendo con la puesta en marcha -ayer- del nuevo sistema de tornos.

El sistema de tornos se puso en marcha ayer, entre críticas, confusión y alguna espera.
Los funcionarios de la DGA trabajarán media hora menos hasta el 1 de octubre
ESTHER CASAS

Los funcionarios del Gobierno de Aragón continuarán disfrutando del horario de verano hasta el 30 de septiembre, quince días más de lo habitual. De esta forma, seguirán trabajando media hora menos. La Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa consideró que esta prórroga es "irregular" porque tanto el convenio colectivo como el acuerdo sobre condiciones de trabajo del personal funcionario de la administración autonómica fijan el horario de verano para los meses de julio, agosto y los primeros quince días de septiembre. Además, consideran que el director general de la Función Pública no puede dictar esta orden "al carecer de competencias en materia de jornada laboral y horarios".

"Sospechamos que estamos ante una medida populista y lesiva del interés general -cuántas horas de trabajo se pierden a causa de dicha prórroga y cuál es su coste económico- que no tiene otra finalidad que compensar de forma indebida la rebaja salarial aplicada en la función pública y paliar el malestar por tal medida ante la proximidad de la convocatoria de la huelga general", argumentaron.

Por su parte, fuentes de la DGA negaron la mayor y explicaron que esta medida tiene que ver con la puesta en marcha del nuevo sistema de tornos y la necesidad de acometer "ajustes". Precisamente, ayer fue el primer día de la nueva modalidad de acceso, que permite un mayor control de los trabajadores y un aumento de la seguridad.

La jornada transcurrió con "normalidad", según el secretario general técnico de Presidencia, Jesús Sánchez Farraces, que a final de la mañana comprobó cómo funcionaban. No obstante, él mismo tuvo que ayudar a una empleada que no lograba hacer funcionar el aparato. Una imagen que se repitió prácticamente toda la mañana, porque alguno de los portillos no se abrían al paso de la acreditación de los funcionarios. También hubo esperas y mucha confusión en el acceso de los ciudadanos.

Hasta ahora, los visitantes entraban directamente, pasando eso sí por un arco de seguridad. Ahora, tienen que registrarse en un mostrador. El proceso es el siguiente: el ciudadano entrega su DNI o carné de conducir (el antiguo no sirve) y los de seguridad asocian los datos con una tarjeta de visita. Con este documento, ya puede acceder a las instalaciones. A la salida, deberá depositarla en una ranura y podrá volver a salir.

El proceso es más lento que el anterior y ayer, se formaron colas en momentos puntuales. "Si entro otra vez, ¿tengo que volver a acreditarme? Pues vaya faena", comentaba un hombre, ante la afirmación de la encargada de seguridad. La entrada de los ciudadanos coincide en espacio con el de los proveedores habituales, por lo que las demoras se prolongaron. Sánchez Farraces explicó que ayer se acreditaron a 200 representantes de contratas de la DGA, que tendrán un pase permanente como los funcionarios y que hoy ya no tendrán que esperar.

También hubo críticas, sobre todo, porque se haya implantado -de momento- solo en el Pignatelli (está previsto extenderlo a la sede de San Pedro Nolasco y la plaza de Los Sitios). "No es justo", recalcó Isabel Moreira, que recordó que antes ya se fichaba, por lo que no entendió el gasto. "Cada aparato cuesta 24.000 euros (en total son 204.000 euros) y que lo pongan el año que nos han bajado el sueldo...", criticó. La misma opinión mostró Reinaldo Cid, pero dijo que "no supone ninguna extorsión". "Ya fichábamos antes", recordó.

María, (prefirió mantener su apellido en el anonimato) no obstante, expresó los primeros inconvenientes. "Los que tenemos que hacer inspecciones fuera no sabemos qué tenemos que hacer. Hoy he venido a fichar y luego me he tenido que ir a por el coche de trabajo a San Pedro Nolasco. Y para dejarlo, lo mismo. Voy sofocada", explicó. A partir de ahora, cualquier movimiento de los funcionarios queda registrado en la tarjeta.

30 minutos libres

Disponen de 30 minutos libres dentro de su jornada y cualquier exceso de tiempo, será descontado de su bolsa de horas semanales y, por tanto, deberán recuperarlas. Las incidencias que tengan que ver con salidas por trabajos en el exterior, deberán registrarse en el ordenador del empleado. Después, cada secretaría certificará que el tiempo y la tarea se corresponden.

También hubo algún despistado, que accedió sin acreditarse y luego no sabía por dónde salir. "He pasado por el detector como siempre y parece que me he colado. Ahora no sé cómo volver a la calle", comentó Javier Biela, que acudió al Pignatelli a hacer unas gestiones.

Etiquetas