Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

Los expertos piden calma por el caso de malaria

La consejera de Salud dice que hay que analizar el 'hallazgo' por su rareza y recuerda que no entraña ningún riesgo para la población.

Los expertos han pedido calma y tranquilidad ante la detección en Aragón del primer caso de malaria o paludismo autóctono en los últimos cincuenta años en España. No obstante, reconocen que se ha producido un repunte o rebrote de algunas enfermedades tropicales que se habían declarado erradicadas o casi en el sistema sanitario español.

El catedrático de Parasitología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, Antonio Clavel, admitió ayer que este tipo de enfermedades se han incrementado en los últimos años por varios motivos: la llegada de los inmigrantes, los viajeros internacionales, el incremento de adopciones y la importación de alimentos.

Clavel explicó que empiezan a ser frecuentes los tratamientos a personas con parásitos intestinales, como ascaris o tenias. Y también de otras enfermedades causadas por virus, como el dengue o chikungunya. Estas últimas, como el paludismo, son transmitidas normalmente por la picadura de un mosquito infectado.

"Pero no hay que alarmar, simplemente hay que tener en cuenta el hecho de que están ahí. Y, sobre todo, recomendar a los viajeros internacionales informarse y vacunarse si es necesario", precisó Clavel, que ante la aparición e incremento de estas patologías apostó por crear en Aragón unidades de enfermedades tropicales como ya lo han hecho otras comunidades. Estos servicios posibilitarían que la Comunidad tuviera expertos en este tipo de patologías. "Muchas veces lo que no tenemos son conocimientos médicos ni la experiencia, por ejemplo, para diagnosticar estos casos por medio del microscopio", puntualizó.

El jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del hospital Clínico de Zaragoza, Juan Antonio Amiguet, también quiso recalcar que el caso detectado en Huesca no debe alarmar a la población y lo consideró "anecdótico". Destacó que su trascendencia está más relacionada a la investigación epidemiológica.

No obstante, coincidió con los otros expertos consultados y admitió que se ha producido un aumento de enfermedades, como el paludismo, ya erradicada desde hace medio siglo. La media de atenciones por esta infección suele ser de uno o dos pacientes al mes en el Clínico (más en el periodo vacacional coincidiendo con el incremento de viajes internacionales). Además, ante el cambio experimentado en la sociedad en los últimos años, la malaria o paludismo ha vuelto a ser estudiada en la universidad. "La dejamos de explicar durante unos años, pero ante el incremento de casos importados volvimos a tratarla", señaló.

Un caso único en 50 años

El caso detectado en la provincia de Huesca fue localizado a finales de septiembre. Su trascendencia es que la persona fue infectada por un mosquito anefeles de aquí (picó a alguien con malaria y luego se lo transmitió). La consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, señaló que a partir de ahora hay que analizar el caso por su rareza. "No había visitado ningún país, donde la enfermedad sea habitual", declaró.

Noeno recordó que cada año se detectan casos de malaria en España, pero "de personas que han viajado, de cooperantes o de residentes en otros países que vienen aquí, pero este no es el caso". Recalcó que la enfermedad "no entraña ninguna gravedad, tiene tratamiento y de hecho al paciente ya se le ha aplicado".

La consejera subrayó que lo ocurrido confirma que la red de vigilancia epidemiológica "ha funcionado una vez más" y ahora son "los expertos quienes tienen que analizar las posibles causas y todo lo que rodea al caso". "Una curiosidad epidemiológica porque desde el punto de vista de la salud de las personas no hay un riesgo", concluyó.

Etiquetas