Despliega el menú
Aragón

DONACIONES

Los donantes dan una respuesta "magnífica" al llamamiento del Banco de Sangre y Tejidos

Los donantes aragoneses de sangre están respondiendo "magníficamente" al llamamiento del Banco de Sangre y Tejidos de Aragón realizado por diferentes medios ante la escasez de sangre del grupo 0+ que se ha vivido tras el puente del quince de agosto.

Se donaron 242 unidades de sangre, unas 110 en el propio Banco y las demás en las unidades móviles emplazadas en diferentes localidades aragonesas, según informó el director gerente de esta entidad, Luis Callén.

La escasez no ha sido consecuencia de un menor número de donaciones, la entrada de sangre al Banco era la habitual para estas fechas estivales en las que siempre decrece respecto al resto del año. En días previos a la llamada se estaban recogiendo unas 45 unidades diarias en el Banco, cuando "en agosto, si superamos las 40 nos damos por satisfechos", señaló Callén. Ayer multiplicaron por 2,5 las donaciones.

Para atender a los donantes se ha tenido que reforzar la plantilla con dos enfermeros y todos están alargando los turnos, tanto en el banco como en las unidades móviles.

A las 11.30 horas ya se habían superado las 60 extracciones sólo en el Banco, que presentaba repletas las salas de espera, con lo que es muy probable que se superen las unidades de este martes y se espera que para el fin de semana se haya solventado el déficit de sangre 0+.

Este déficit ha venido motivado por el número mayor del habitual de pacientes con enfermedades hepáticas graves en los centros hospitalarios graves que requieren un consumo, "no grande, pero continuado" de sangre. A ello se suma el hecho debido "a la pura casualidad", de que el ochenta por ciento de ellos son del grupo Cero Positivo.

Esta situación se agravó durante el puente del 15 de agosto y la realización de un trasplante hepático en el Hospital Clínico de Zaragoza, en el que se consumió más sangre de la habitual por complicaciones.

Ante esta situación se tuvo que solicitar sangre a otros servicios de otras Comunidades autónomas, a la que respondieron los bancos de Cataluña y Navarra, y se realizó un llamamiento general a los donantes por medio de mensajes al teléfono móvil.

Callén explicó que el Banco de Sangre y Tejidos de Aragón es reticente a los llamamientos masivos ya que crean cierta alarma social, por lo que normalmente realizan llamamientos directos personalizados por correo o llamada a un grupo de donantes específicamente.

Hace dos años, la media de donaciones en Aragón se situaba cinco puntos por debajo de la media nacional, hoy se sitúa apenas unas décimas por debajo de la misma, lo que a juicio de Callén "desmonta el tópico del aragonés insolidario".

Lo que sí que falta es la regularidad en las donaciones, lo cual Callén achaca a la corta vida de la entidad que dirige (menos de dos años), que es la que tienen capacidad de ofrecer una constancia en el servicio de unidades móviles.

El objetivo es superar esa media nacional e incluso llegar a los índices de Navarra, la Comunidad con mayor número de donaciones, con 40 unidades por mil habitantes y año.

Etiquetas