Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN TREN A LA PLAYA

Zaragoza-Salou en AVE, en dos años

La conexión de la alta velocidad con el corredor mediterráneo evitará los transbordos y recortará el tiempo de viaje en más de media hora.El trayecto de Zaragoza a Salou durará tan solo hora y media y los trenes podrán acceder por fin a la ciudad de Tarragona.

Nueva estación de Cambrils
Los aragoneses tendrán un enlace directo en AVE con la Costa Dorada en dos años
HERALDO

Directos de casa a la playa en el AVE sin tener que hacer escalas ni transbordos como en la actualidad. Así podrán viajar los aragoneses a la Costa Dorada en un plazo de dos años, el tiempo necesario para construir la conexión de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona con el corredor mediterráneo y los dos intercambiadores que permitirán a los trenes circular indistintamente por las vías de ancho internacional e ibérico. La inversión supera los 205 millones de euros y garantizará, además, que las vías dejen de cruzar los cascos urbanos de Cambrils, L'Hospitalet de L'Infant y Mont-roig del Camp.

La mejora será sustancial, porque los viajeros ya no tendrán que bajarse lejos de Tarragona, en la terminal del AVE Camp de Tarragona, y subirse a un autobús o un taxi para enlazar más tarde en la terminal de la capital provincial con los trenes regionales que recorren los municipios de la costa. El propio Ministerio de Fomento reconoce que se recortará el tiempo de viaje, que fuentes ferroviarias consultadas por este diario estiman que superará con creces la media hora.

Con los proyectos recientemente adjudicados por el Ministerio de Fomento, se levantará también una estación, denominada central, en la que se enlazará con el cercano aeropuerto de Reus y que permitirá integrar los servicios del corredor mediterráneo con la línea de alta velocidad. De esta forma, los viajeros podrán hacer cualquier combinación de forma sencilla y cómoda, aunque vayan en un tren semidirecto que haga pocas paradas (como los existente en la línea del AVE Madrid-Barcelona que solo paran en Zaragoza) .

Esta terminal ya fue adjudicada hace un año y sufrió, como la práctica totalidad de las infraestructuras de Aragón, una paralización el pasado verano. Su puesta en servicio requerirá ahora dos años de trabajos.

La principal mejora supondrá que los trenes de alta velocidad procedentes de la capital aragonesa puedan llegar por fin a la terminal convencional de Tarragona y proseguir el viaje hasta los principales destinos turísticos de la Costa Dorada por el corredor mediterráneo, de ancho ibérico. Así se evita el transbordo. Pero también podrán continuar recto por la duplicación de la vía única del corredor mediterráneo, donde se situará la nueva terminal de Cambrils, hacia la Comunidad Valenciana.

La consecuencia directa, además de la comodidad para los viajeros, será el sustancial ahorro de tiempo. No solo porque se acabarán los transbordos, sino porque los trenes Alvia que utiliza Renfe para explotar sus servicios que transcurren por vías de alta velocidad y convencionales cambian de ancho de vía en cuestión de segundos.

Un viaje de hora y media

Ahora el trayecto de Zaragoza hasta la estación de Camp de Tarragona, en el municipio de Perafort, se prolonga 1 hora y 23 minutos con el modelo de tren de ancho intercambiable Alvia, el que se empleará para llegar en el futuro a la Costa Dorada. Luego se debe emplear al menos otros 17 minutos en llegar en un regional exprés de Tarragona ciudad hasta Salou, a lo que se debe sumar el tiempo perdido en el transbordo y en la propia espera del enlace ferroviario. Por tanto, el trayecto completo hasta cualquiera de los destinos de playa se pone en más de dos horas por ferrocarril en estos momentos.

Las citadas fuentes ferroviarias calcularon que el viaje de Zaragoza a la Costa Dorada durará una hora y media, aunque variará en función del destino final (no es lo mismo hacerlo hasta Salou o Cambrils que hasta San Carlos de la Rápita). El ramal de conexión se construirá unos kilómetros antes de la terminal de Perafort, por lo que el recorrido no solo será directo, sino que un poco más corto.

El recorrido desde la derivación de la línea de alta velocidad hasta la nueva estación de Cambrils, que se construirá fuera del casco urbano, rondará los 25 kilómetros de longitud.

La unión temporal de empresas constituida por FCC, Copasa y Coalvi para acometer estas obras acabarán, además, con el único cuello de botella aún existente en el corredor mediterráneo. Para ello, duplicarán el tramo en vía única entre Vandellós y Tarragona. «Y se incrementará la oferta de servicios ferroviarios para la comarca de Tarragona», apuntó Fomento en una nota de prensa.

Casi 130 millones

Solo en el tendido de los nuevos ramales ferroviarios se invertirán 129,8 millones de euros, a lo que se debe sumar el gasto en la electrificación (54,8 millones) y en la construcción de las nuevas terminales. «Con esta conexión se cumplirá el objetivo de resolver algunos de los actuales problemas de explotación ferroviaria, que junto con la reducción de los tiempos de viaje permitirá la prestación de un servicio de transporte altamente competitivo», apuntó el Ministerio de Fomento.

La nueva estación de Cambrils está adosada a un viaducto de 746 metros de longitud. El edificio ocupa el hueco entre dos de las pilas de apoyo, mientras que los andenes se acondicionará en el propio viaducto, cubiertos con marquersinas y protegidos con mamparas.

Los transbordos en la estación del AVE de Perafort (también conocidad como Camp de Tarragona) tienen los días contados. Los aragoneses que pretendan trasladarse a la Costa Dorada se desviarán unos kilómetros antes por un nuevo ramal que conectará con el corredor mediterráneo.

(Más información en la edición impresa de HERALDO)

Etiquetas