Despliega el menú
Aragón

MÁS DE 36 HORAS CERRADO

Los aragoneses "encerrados" en el aeropuerto de Roma vuelven a España en autobús

Solo cinco vecinos de la comunidad permanecen en Ciampino, que volvió ayer a la actividad tras retirar el avión accidentado.

La mayoría de los aragoneses afectados por la cancelación de su vuelo con destino a Zaragoza, como consecuencia del cierre del aeropuerto Ciampino de Roma, decidieron alquilar un autobús privado que los devolviera a España. Un viaje de vuelta en el que han tenido que invertir 120 euros por persona y que les traslada hasta Barcelona durante más de 24 horas en la carretera. Es una de las opciones a las que se han visto obligados después de que el aterrizaje de emergencia de un avión de Ryanair obligara a paralizar la actividad en las instalaciones romanas. Al parecer, el accidente fue provocado por el impacto de una bandada de aves contra el aeroplano.

Otra de las alternativas empleadas por los aragoneses afectados fue la de adquirir pasajes en vuelos de otras compañías con un precio muy superior al contratado en Ryanair, la aerolínea de bajo coste que debía traerlos a Zaragoza. Para ello, debieron trasladarse hasta distintos aeropuertos del país transalpino.

En total, solo cinco personas de la comunidad pasaron la noche en la ciudad italiana, a la espera de un vuelo con el que volver a casa. Una de ellas, María Victoria Lasheras, mostraba su indignación a escasos metros del puesto de información de la compañía irlandesa: "Es una auténtica vergüenza. Nos tienen encerrados y no nos dan soluciones, ni información, ¡ni siquiera un triste bocadillo!", relataba.

Junto a ella, varios miembros del consulado de España en Roma trabajaron en las labores de asistencia y asesoramiento para conseguir salir rumbo a Zaragoza. La canciller de dicha institución, Cristina Ferrán, aseguró que Ryanair cubriría los gastos de alojamiento y comida de los pasajeros atrapados en Ciampino mientras durase su estancia forzada. Ester Lasheras, una de sus colaboradoras y que, precisamente, disfruta de una beca de la Universidad de Zaragoza en el consulado, comentaba que la situación era "muy mala". Según relató, "hay gente desesperada, personas enfermas, niños...".

Finalmente, las gestiones realizadas permitieron reservar un pasaje para estos afectados en el vuelo que despegará mañana de la capital italiana a las 9.20.

Vuelta a la normalidad

El aeropuerto romano se reabrió, al fin, al tráfico aéreo en la tarde de ayer después de permanecer durante más de 36 horas cerrado tras el aterrizaje de emergencia del lunes del Boeing 737-700 de Ryanair por una bandada de estorninos.

El aparato, del que consiguieron salir los 166 pasajeros sin que ninguno resultara herido, permaneció en la pista más de día y medio, hasta que los técnicos de Ryanair y de Boeing consiguieron retirarlo.

Más de 700 españoles afectados

El cierre temporal del aeropuerto de Ciampino afectó a más de 95 vuelos, siete de ellos con destino a España. En total, cerca de 700 españoles se vieron forzados a permanecer en Roma hasta que la compañía irlandesa les ofreciera una solución que no terminaba de llegar.

Los principales afectados fueron los viajeros con destino a Valencia, Gerona, Madrid, Santiago de Compostela y Zaragoza. Muchos de ellos reclamaron por lo que consideraron un abandono y protestaron por la dejadez que, a su juicio, mostraron las instituciones españolas.

La situación se vio agravada por la huelga de pilotos y asistentes de vuelo de la aerolínea Alitalia, que obligó a cancelar decenas de vuelos en los aeropuertos de Fiumicino en Roma y de Linate en Milán.

Etiquetas