Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD/ARAGÓN

Los análisis clínicos se informatizan para evitar colas de pacientes y burocracia

El médico pedirá cita desde su ordenador y asignará hora y centro de extracción.

Quien haya tenido que hacerse análisis sabe las colas que se organizan a las ocho de la mañana, sobre todo en los hospitales. Aunque se han adecuado sistemas para intentar aligerar demoras y burocracia, nada ha solucionado al cien por cien el problema. Ahora, sin embargo, el departamento de Salud y Consumo saca a concurso una herramienta que podría mejorar la situación. Por fin, las personas que necesiten, por ejemplo, un análisis de orina o sangre, tendrán una cita, a una hora en concreto y en un centro de extracción prefijado.

Todo se conseguirá con la implantación de un sistema (un programa) con el que se va a informatizar la gestión de analíticas y que permitirá suprimir el uso de papel en la petición, realización y recepción de resultados de los análisis que los médicos solicitan al laboratorio del hospital. Además, las conclusiones de todo el proceso se guardarán en un formato digital.

La puesta en marcha de este modus operandi está dentro del Plan de Sistemas de Información y Telemedicina. Ahora sale a concurso pero, en cualquier caso, debe estar preparado antes de final de diciembre de 2008, según se publicó ayer en el Boletín Oficial de Aragón (BOA).

¿Cómo se va a conseguir? Será fundamental crear un programa que registre todo el proceso desde que se pide la analítica hasta que se guarden los resultados. De hecho, quedará todo registrado: médico solicitante, centro de extracción, hora para la analítica, estado del paciente (urgencias, hospitalizado o consultas externas), sala o cama en la que se encuentra, número de colegiado del solicitante, teléfono de contacto del paciente...

También se podrá saber cuántas personas hay citadas en un día, en qué centro y en qué franja horaria. Los resultados y el motivo de analítica, por ejemplo, quedarán después guardados en la historia digital de cada persona, por si se necesitan.

Viaje telemático

Con el nuevo sistema, la petición de pruebas se podrá realizar desde cualquier punto de Aragón, y la extracción y procesamiento desde otro distinto. Cuando se pida la cita, viajará al laboratorio por vía telemática.

Desarrollar un software con un 'lenguaje único' es indispensable, porque en la actualidad, no hay una aplicación informática que permita gestionar con criterios uniformes los puntos de extracción de muestras.

Esta carencia, como se reconoce por parte de Salud y Consumo, "obliga a concentrar todas las extracciones (y por tanto los pacientes) en una misma banda horaria, sin posibilidad de ser previamente citados, causándoles un considerable perjuicio y prestándoles un servicio de deficiente calidad". Además, ahora, hay laboratorios en los que se hacen algunas pruebas específicas que tienen su sistema de codificación e identificación de pruebas, y si esto se unifica, todo será más sencillo.

Por ejemplo, el médico solicitante de la prueba tendrá acceso, desde su ordenador, a todos estos centros y podrá pedir cita en ellos para su paciente.

Todo entra dentro del espíritu del Plan de Sistemas del Gobierno de Aragón, al que van destinados 80 millones de euros para informatizar e interconectar toda la red sanitaria de la comunidad. La fecha que se pone como límite para completarlo es 2011, pero previamente hay que ir informatizando todos los servicios: extracciones, petición de cita con el médico, control de todas las pruebas que se hacen a un paciente en Urgencias...

Mayor organización

Fuentes del departamento de Salud y Consumo detallaron ayer que el sistema es muy positivo porque viene a poner orden en este tipo de peticiones y porque garantiza una trazabilidad total de cada analítica.

Además, es de suponer que esta nueva herramienta conllevará también un salto cualitativo en la labor diaria que realizan los profesionales implicados en el proceso (médicos de atención primaria, profesionales de análisis clínicos, celadores-conductores, etc.), puesto que se disminuye al máximo la posibilidad de error en la identificación de paciente y manipulación de las muestras, además de evitar la duplicidad de pruebas.

La supresión del papel permitirá, igualmente, mejorar el tiempo de respuesta de los laboratorios, al eliminar el actual proceso de reparto de informes analíticos.

El proyecto sale con un presupuesto base de licitación de 159.082,76 euros, a los que hay que sumar 25.453,24 de IVA, según los pliegos del BOA.

Etiquetas