Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONFLICTO POR EL ARTE SACRO

Los alcaldes mantienen la protesta por los bienes al desconfiar del pacto

Berbegal, Peralta y Sijena se muestran críticos ante el acuerdo promovido por el VaticanoEl nuncio afirma que el convenio "respetará la propiedad, pero son obras de la humanidad".

Gracia, Puyuelo y Salillas, en una reunión celebrada en Peralta para preparar la manifestación.
Los alcaldes mantienen la protesta por los bienes al desconfiar del pacto
RAFAEL GOBANTES

huesca. No se fían. Los tres alcaldes promotores de la concentración por la devolución de los bienes organizada para el próximo 7 de noviembre en Zaragoza mantienen la convocatoria pese al anuncio de un nuevo pacto impulsado por el Vaticano para tratar de desbloquear definitivamente el litigio por las 112 obras procedentes de la diócesis de Barbastro-Monzón y retenidas en Lérida. La protesta se quiere hacer coincidir con la visita del Papa Benedicto XVI a Barcelona ese mismo día, y al parecer ambos acontecimientos habrían sido determinantes para que la Santa Sede haya decidido retomar los intentos por zanjar definitivamente el conflicto.

Tras conocer la noticia, los primeros ediles de Berbegal, Peralta de Alcofea y Villanueva de Sijena coincidieron en destacar que el acuerdo solo vincula a los obispos Alfonso Milián y Joan Piris, por lo que las piezas que reclaman sus respectivos municipios -que suman más de un centenar- quedarían fuera de cualquier acuerdo que ambos firmen.

El regidor de Berbegal, Miguel Ángel Puyuelo (CHA), fue el que se mostró más crítico y escéptico. "A priori, parece sobre todo una medida para no perturbar la visita del Papa y una maniobra más de dilación", opinó, al tiempo que calificó el acuerdo de "poco serio, porque no tiene ningún sentido y lo que hay que hacer es cumplir el que ya se firmó en 2008", en el que ambas diócesis reconocieron ante el entonces nuncio, Manuel Monteiro de Castro, que las obras eran propiedad de Barbastro-Monzón y debían ser entregadas en el plazo de 30 días.

Además, Puyuelo reprochó que en el documento que ya estaría redactado "no se nombre al obispo de Huesca", diócesis a la que pertenecen Berbegal y Peralta, que reclaman en total tres piezas depositadas en Lérida. "Seguimos en el mismo error -añadió- de tratar solo el problema de Barbastro, parece que no importen los bienes de Huesca o los de Sijena", de cuyo monasterio proceden alrededor de un centenar de piezas que se encuentran en Cataluña.

Por todo ello, concluyó que "esto no hace sino ratificar la necesidad del acto que hemos convocado, salvo que antes del 7 de noviembre veamos las camionetas sacando al menos una parte de los bienes reclamados del Museo de Lérida o tengamos el compromiso firme de la entrega de todo el patrimonio".

Por su parte, la alcaldesa de Peralta de Alcofea, Obdulia Gracia (PP), comentó que le parece "positivo que se trate de cerrar un acuerdo", aunque insistió en que "ya está todo hablado y está claro que debe prevalecer el derecho de propiedad sobre cualquier otro". No obstante, consideró que "el que los obispos tengan que hablar ahora con la Generalitat -al parecer Milián y Piris tienen previsto comparecer públicamente para exigir a las autoridades civiles que permitan cumplir los decretos de Roma que ordenan la devolución- es una operación de márquetin". "No creo que sean ellos los que tienen que dirigirse al Gobierno catalán, sino el Ejecutivo central", afirmó.

En todo caso, se mostró pesimista ante la posibilidad de que este nuevo movimiento surta efecto, "entre otras cosas, porque no creo que en tan pocos días se solucione todo".

El tercer alcalde implicado en la convocatoria de la protesta, Alfonso Salillas (PAR), de Villanueva de Sijena, abogó por que "se cierre un acuerdo pero sobre todo el patrimonio aragonés", ya que "consideramos que estamos fuera de ese pacto". En este sentido, recriminó a las autoridades de la comunidad que, en su caso concreto, "se ha hecho poco desde Aragón para resolverlo".

Roma obliga a los obispos

Mientras, en el Vaticano ya se ha cerrado el documento que recoge los términos del nuevo pacto para tratar de zanjar el litigio de los 112 bienes. Al parecer, la Santa Sede, a través del nuncio en España, Renzo Fratini, obligará a los dos obispos a firmarlo en una reunión que tendrá lugar el miércoles en la sede de la Nunciatura en Madrid.

Según ha podido saber este periódico, el máximo representante de la Santa Sede en España trabaja desde hace tiempo en este asunto. De hecho, encargó al arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, un dosier sobre el caso que ya habría sido entregado. Asimismo, la propia Nunciatura prepara un informe jurídico.

Ayer mismo el prelado de Lérida, Joan Piris, y Fratini coincidieron en la inauguración de la nueva sede del obispado de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), acto que ambos aprovecharon para mantener una reunión sobre este asunto y al que también asistió el presidente de la Generalitat, José Montilla. En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, Fratini admitió que se está intentando llegar a una solución "respetando la propiedad pero teniendo en cuenta que los bienes culturales son bienes de la humanidad".

Por su parte, el obispo de Barbastro-Monzón también reconoció que "existen conversaciones" y confirmó la próxima reunión a tres bandas. Además, comentó que "ojalá" este nuevo paso permita inaugurar el nuevo museo diocesano con las obras reclamadas.

Etiquetas