Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PROTESTAS

Los alcaldes de las localidades afectadas esperan soluciones del Ministerio de Fomento

El presupuesto para desdoblar la N-232 se ha eliminado, mientras la N-II solo tiene 130.000 euros para proseguir con los estudios.

Antonio Asín (PSOE), alcalde de la localidad zaragozana de Mallén, lamentó ayer el nuevo accidente mortal en la N-232, el décimo en lo que va de año en el tramo sin desdoblar de esta carretera. El primer edil, tras dejar claro que donde se produjo el siniestro no se puede adelantar y que el 99% de los que se registran son por fallos humanos, subrayó que la noticia la recibió con indignación por la pérdida de otra vida.

En cuanto a las expectativas que tienen los alcaldes de la zona respecto al desdoblamiento de esos 24 kilómetros de la N-232, entre Mallén y Figueruelas, Asín anunció que antes de que acabe este mes se reunirán con el Ministerio de Fomento.

El alcalde recordó que en estos momentos ya había luz verde para acometer las obras, pero se escudó en la crisis para justificar la paralización del proyecto. No obstante, apuntó que la solución que baraja ahora Fomento es buscar una financiación público-privada. Esta fórmula, por otra parte, es la misma que se anuncia para todas las obras paralizadas por el Ministerio y que carecen de presupuesto.

El plan para desdoblar la N-232 está en la fase final de redacción y en los presupuestos de 2010 ya se recogía una partida de 4,8 millones de euros para iniciar las obras, dotadas con otros 4 millones en 2011. Los presupuestos del año que viene dejan en barbecho la obra y tan solo incluyen 80.000 euros para acabar de pagar el proyecto.

Las perspectivas de la carretera N-II no son mucho mejores que las de la N-232. Santos Miguel Moliner (PAR), alcalde de Alfajarín, reconoció que tras la ‘cumbre’ de alcaldes de las localidades que recorre la N-II sin desdoblar (91 kilómetros entre Fraga y su pueblo) no ha habido ninguna novedad.

“Seguimos igual y es un problema que requiere una urgente solución, como liberalizar por completo el peaje mientras se hace el desdoblamiento”, señaló. Resaltó que el volumen de tráfico es tan alto que cuando pasa algo en la _N-II y se desvía a la autopista esta se colapsa.

“Todas las semanas hay accidentes de mayor o menor gravedad”, apuntó ayer Carlos Lerín (PP), alcalde de Peñalba. De hecho, en los últimos diez días ha habido dos fallecidos en sendos siniestros en su municipio. Por ello, insistió una vez más en exigir el desdoblamiento y, mientras tanto, propuso un peaje blando para camiones. Aunque admitió que la exención de pago para los coches que van y vuelven en el día, es una buena medida, estimó que es insuficiente en municipios como el suyo. Desde allí hay 30 kilómetros por la N-II para coger la autopista en Fraga hacia Barcelona y otros 10 hasta Bujaraloz para ir por la AP-2 a Zaragoza. Además, por ambas vías pasan a diario dos autobuses de escolares. “Es nuestra salida natural, nosotros no podemos evitarla”, lamentó.

Sin embargo, “en esta carretera no caben los nerviosos ni la gente con prisas”, apuntaba ayer el alcalde de Candasnos, Antonio Guisado (PSOE). En su opinión, “casi podrían prohibir adelantar porque ahí es donde está el peligro y no sirve de nada pasar a uno cuando delante tienes 50 más”, comentó. Aunque entiende que con la crisis no es momento de inversiones, pidió que se tomen el tema “con interés y cariño” para avanzar en el proyecto.

Sin embargo, nadie sabe en qué punto está. Todos los alcaldes del trazado esperan la reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y el portavoz de la comisión de Fomento en el Senado, José María Becana (que casualmente es de Fraga), que se solicitó el pasado día 24 en Fraga.

Etiquetas