Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONSECUENCIAS DEL VENDAVAL

Los agricultores evalúan los daños del temporal que ya remite en Aragón

Las fuertes rachas de viento registradas el pasado sábado han causado "estragos", según indicaron desde la organización agraria, sobre todo en los cultivos de maíz. Las consecuencias de estos daños "pueden ser fatales para los agricultores, que calculan que habrán perdido unos 1.200 euros por hectárea".

El temporal de viento remite en Aragón, la Agencia Estatal de Meteorología anuncia para este martes, precipitaciones débiles o moderadas en las comarcas más orientales que a lo largo de la mañana tenderán a disminuir.

La normalidad también se ha restablecido en Huesca que ha sufrido los fuertes vientos de este semana. En los últimos dos días, los bomberos se han afanado en recoger las vallas y árboles derribados por las fuertes rachas de viento, que también afectaron a otros elementos urbanos, como señales, semáforos, farolas o toldos. "Las labores propias a consecuencia del vendaval ya han finalizado, tales como afianzar toldos o antenas y terminar de retirar todos los pinos que fueron objeto del viento y que cayeron al suelo", señaló Morlán.

El jefe del Parque de Bomberos de la capital oscense recordó que episodios como el vivido este fin de semana se repiten cada dos o tres años y "este no ha sido de los más fuertes, ya que hubo uno hace cuatro años en el que cayeron pinos enormes en la zona de Ramón y Cajal encima de vehículos y se originaron daños más importantes".

Mientras el temporal remite, las asociaciones de agricultores evalúan los daños en el campo aragonés: la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) en Huesca va a iniciar los trámites para declarar zona catastrófica la parte sur de esta provincia, debido a los daños que el temporal de viento ha ocasionado y que van a comenzar a ser valorados.

Las fuertes rachas de viento registradas el pasado sábado han causado "estragos", según indicaron desde la organización agraria, sobre todo en los cultivos de maíz. Las consecuencias de estos daños "pueden ser fatales para los agricultores, que calculan que habrán perdido unos 1.200 euros por hectárea".

A partir de ahora, hay que determinar el número de hectáreas afectadas para realizar una valoración exacta de las pérdidas, dijo el presidente de Asaja Huesca, Fernando Luna. "Agroseguro, nos consta, se va a poner muy rápido a trabajar para peritar nuestras parcelas. El agricultor que tenga seguro, que contacte con nosotros para ver si la unión hace la fuerza y, entre todos, podamos conseguir la declaración de zona catastrófica o zona muy afectada, apelando también a la benevolencia de las administraciones para que sean conscientes del daño económico que estos ha supuesto".

Luna añadió que "nuestros servicios técnicos tendrán que mirar todo lo relacionado a la declaración de zona catastrófica. Para ayudar al agricultor, asociado o no, y ofrecerle asesoramiento e información, ASAJA tendrá en todas sus oficinas del Alto Aragón personal a disposición de los afectados.

 

Las cifras de UAGA

Por su parte, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón recomienda a los profesionales del sector, en un comunicado, que realicen cuanto antes los partes de siniestro y exige a Agroseguro la rápida peritación de los daños para que los asegurados afectados perciban la correspondiente indemnización "sin demora".

En esta campaña todavía queda mucho cereal de primavera por cosechar debido a la humedad y a su bajo precio, lo que retraído a los agricultores a realizar su recolección, según UAGA, que afirma que una de las comarcas más afectadas por el viento es la de Monegros en Huesca, con unas pérdidas por hectárea de unos 2.000 kilos, que cifra en 240 euros por hectárea.

UAGA informa además que el periodo de garantía del seguro del maíz acaba el 28 de febrero y que cubre los daños por viento huracanado.

En Aragón, el año 2008, la superficie sembrada de maíz fue de 58.869 hectáreas y la producción media de 10.000 kilos por hectárea.

Además, UAGA asegura que invernaderos, tejados, vallas, cortavientos, respiraderos de granjas, placas solares, paredes de naves y granjas han sido levantados o abatidos por la fuerza del viento, ocasionando graves pérdidas en el sector, y que también ha afectado a muchos árboles frutales.

UAGA demanda además seguros agrarios eficaces para aumentar el nivel de aseguramiento y de protección ante el clima adverso.

Etiquetas