Despliega el menú
Aragón

SANIDAD-ARAGÓN

Los afectados denuncian desorganización en la tramitación de la Ley de Dependencia

Algunos solicitantes se quejan de tener que presentar los documentos dos veces pero la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza niegan que exista descoordinación institucional.

Miembros de algunas asociaciones de afectados se quejan de haber tenido que presentar varias veces la misma documentación durante el proceso de tramitación de las ayudas de la Ley de Dependencia. Algunos denuncian la falta de coordinación entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza especialmente en la transmisión de los expedientes y los datos de los solicitantes para pasar del proceso de valoración del grado a la elaboración del Plan de Atención Individualizada (PIA) en el que se determinan las ayudas que se prestan al beneficiario. Sin embargo, ambas administraciones niegan que se produzca esta disfunción y aseguran que la comunicación es constante.

María José Ostalé, de la Asociación Autismo Aragón, afirma que en el Ayuntamiento de Zaragoza solo tenían el nombre y el código postal de su hijo y que no podían localizarla para hacer el PIA. Lo mismo le sucedió a María del Mar Ortega y la explicación que les dieron en ambos casos, según indican, es que solo recibían un listado con el nombre.

El departamento de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón aseguró ayer que al Ayuntamiento le pasa un listado, tanto en papel como en formato digital, con el nombre, los apellidos, el DNI, la dirección y el teléfono de las personas a las que hay que hacer el PIA. Por su parte, la institución local apuntó que se trataría de un "caso aislado" porque se recibe una base de datos para hacer el trabajo. De hecho, indicó que ya se habían realizado 1.000 PIA en Zaragoza, que después se envían al Instituto Aragonés de Servicios Sociales para que conceda las prestaciones. La DGA evalúa el grado de dependencia y si el solicitante tiene derecho a las ayudas, envía el expediente a la institución comarcal o local correspondiente, donde los servicios sociales preparan el PIA. Este informe se remite al IASS que otorga las plazas o paga las prestaciones.

La coordinadora de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (AFEDA), María Jesús García, apunta que algunos miembros de la asociación han tenido que presentar la documentación dos veces. "Entendemos que es un proceso costoso pero los solicitantes quieren ver resuelta su situación", indica. Aunque varios de su centro que tenían plaza concertada ya han pasado del antiguo al nuevo sistema e incluso alguno recibe prestación económica, "notamos lentitud en el proceso", apunta.

Desde la Asociación Párkinson Aragón, la coordinadora Pilar Chueca, asegura que es una "buena ley", pero que "su aplicación va mucho más lenta de lo deseado". Espera que se agilicen los trámites administrativos para que las ayudas lleguen pronto. "En muchos casos, los cuidadores de los enfermos de párkinson son personas mayores con sus propios problemas. Nosotros prestamos algunos servicios pero necesitan que les lleguen las ayudas", asegura. Además, se queja de que no se ha contado con la colaboración de las asociaciones.

La directora de la Fundación Esclerosis Múltiple de Aragón (FADEMA), Teresa Ferranz, también resalta la "lentitud". "No conocemos ningún caso que haya recibido las ayudas a pesar de que a algunos les hicieron el PIA en noviembre", asegura.

Etiquetas