Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TERMINA EL PUENTE

Lluvia y altas temperaturas en las pistas

Astún estrenó ayer el nuevo telesilla mientras Panticosa no pudo abrir debido al mal tiempo.

Animación en Astún, dónde se puso en marcha el telesilla cuatriplaza de Truchas.
Lluvia y altas temperaturas en las pistas
ASTúN

Las buenas expectativas que tenían las estaciones de invierno del Pirineo para este puente festivo se están yendo al traste debido al mal tiempo. Al combinado de lluvia y altas temperaturas, que han dejado una nieve húmeda menos apropiada para el esquí que la de calidad polvo que había el fin de semana, se sumó ayer, en algunos puntos el viento. Panticosa no pudo abrir sus instalaciones mientras que otras estaciones: Formigal, Cerler y Candanchú lo hicieron solo parcialmente y no a primera hora de la mañana. El dato más positivo lo puso Astún, que inauguró con éxito el nuevo telesilla cuatriplaza desembragable 'Truchas', aunque tampoco tuvo todos sus remontes en marcha.

"El día ha amanecido regular, pero no llovía y hay bastante gente en las pistas" decía ayer Andrés Pita, director de marquetin de Astún. Comentó que a las 9.00 de la mañana y aún con el cielo cubierto, los primeros esquiadores estrenaban el nuevo telesilla cuatriplaza que accede los 1.320 metros de longitud con un desnivel de 430, en tan solo 4,5 minutos a la zona de Truchas, una de las más atractivas de la estación. Este nuevo remonte, que sustituye a la silla biplaza, puede transportar hasta 2.600 personas por hora a una velocidad de 5 metros por segundo. La ejecución del nuevo arrastre, que ha supuesto una inversión de 5 millones de euros, se enmarca en el plan de mejora integral de las instalaciones de Astún.

Candanchú mantuvo abierto un tercio de sus instalaciones con 15 kilómetros esquiables y menos espesor de nieve que los días pasados. Sin embargo, mantuvieron una aceptable afluencia de público y esperaban que el tiempo les fuera más propicio a partir de hoy.

La lluvia no permitió abrir en Formigal hasta pasadas las 10 de la mañana y solo 37 de sus 101 pista con lo que los esquiadores tuvieron a sus disposición 45 kilómetros. En Cerler tampoco gozaron ayer de las mejores condiciones y funcionó con la mitad de las pistas y 34 kilómetros esquiables. En todos los centros esperan que el puente finalice con condiciones más favorables para el esquí.

Viento en Javalambre

La climatología no fue ayer la más propicia para la práctica del esquí en las estaciones turolenses, sobre todo en Javalambre, donde los fuertes vientos, con rachas de más de 70 kilómetros por hora, impidieron la apertura de las pistas que se encuentran en las cotas más elevadas. En este complejo solo estuvo operativa la zona de debutantes. En Valdelinares, sin embargo, el clima fue más benévolo y permitió mantener el 90% de la estación en funcionamiento, con 10 de los 11 remontes en marcha. El director de la estación, Mario Gómez, señaló que a pesar del tiempo, la respuesta de los esquiadores "ha sido muy buena" y confió en que la climatología mejore para finalizar el puente festivo en las "óptimas condiciones" en las que comenzó.

Etiquetas