Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

HAN SIDO NECESARIOS DOS DRAGADOS

Llega el primer Ebrobús a Ranillas

Un Ebrobús en pruebas llegó ayer a Ranillas sin problemas. Esta mañana, a las 10.00, realizarán el primer trayecto con pasajeros

El primer barco llegaba esta mañana al embarcadero de Ranillas con pasajeros a bordo. Lo que a estas alturas de la Expo no debía ser una novedad, se convierte en noticia por todas las dificultades que han encontrado los responsables de la navegación por el Ebro en los dos últimos meses. A las 10.00, partía de Vadorrey un Ebrobús que realizó el recorrido completo hasta el embarcadero de Ranillas en un servicio que se prolongará, con un parón al mediodía, hasta la medianoche y que, si todo va bien, se alargará hasta finales de octubre.

"Todo ha ido muy bien", explicaba uno de los pasajeros a la llegada. Los barcos han realizado el recorrido sin problemas y la ayuda del motor fuera borda recién estrenado ha permitido una correcta navegación.

Turismo Ebro Fluvial, empresa encargada de la navegación, realizó ayer por la tarde las pruebas definitivas que le han dado todas las garantías para retomar los viajes hasta la Expo. Los Ebrobuses ya llevaron pasajeros el pasado 19 de julio hasta Ranillas, pero la empresa tuvo que suspender el servicio por problemas de potencia. Los barcos tenían muchas dificultades para remontar la corriente en determinados puntos, especialmente en la zona de la Pasarela del Voluntariado, y ello suponía un riesgo para la seguridad de los viajeros.

Tras realizar un proyecto para añadir motores fuera borda de gasolina a los barcos electrosolares, el problema parece resuelto. La empresa cuenta con todos los papeles en regla para utilizar, solo cuando sea necesario, los motores de 50 caballos de potencia de refuerzo. Con las condiciones actuales del río, los patrones de los barcos activarán el motor fuera borda a partir del Puente de la Almozara y no se apagará casi hasta llegar a la Expo, aunque su uso irá variando según las exigencias diarias de la corriente.

El mismo precio previsto

El recorrido completo de Vadorrey hasta la Expo cuesta, como estaba previsto, 14 euros para los adultos, la mitad para los niños (de dos a doce años) y 11,20 para jubilados, familias numerosas y jóvenes. Este billete da derecho a la ida y la vuelta, aunque los dos trayectos no tienen por qué hacerse seguidos. Se puede incluso hacer la ida y dejar el trayecto de vuelta para otro día.

La empresa ha calculado que el viaje de Vadorrey hasta la Expo, con la corriente en contra, durará entre 35 y 40 minutos, mientras que la vuelta se quedará en 20 o 25 minutos. Así, habrá un Ebrobús haciendo el trayecto completo cada hora, aproximadamente. El primer servicio comenzará a las 10.00, parará a las 14.00 y se reanudará a las 18.00, para continuar hasta la medianoche.

Mientras, los otros dos Ebrobuses harán los viajes solo entre el Náutico y la Expo. El catamarán Félix de Azara, al que esta semana han realizado trabajos de reparación en el eje y en las hélices, de momento no llegará a la Expo. Este barco tiene capacidad para 70 pasajeros, frente a los 24 que pueden llevar los Ebrobuses, pero no puede superar el Puente de Piedra por la fuerte corriente que ahí se forma. La intención de Turismo Ebro Fluvial es que haga el recorrido entre el Náutico y la Expo, pero primero deben pasarlo al otro lado del puente, para lo cual han estado barajando distintas alternativas. Cuando se estabilicen los viajes en los Ebrobuses, tratarán de que se una el catamarán.

Etiquetas