Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ARTE ARAGONÉS RETENIDO EN CATALUÑA

Lérida afirma que la DGA carece de permiso para publicar fotos de las piezas

El Gobierno de Aragón responde que los derechos sobre una obra son de la propiedad, en este caso las parroquias del Alto Aragón.El Ejecutivo autonómico compró las imágenes para documentar la catalogación.

¿Será el origen de otro conflicto más entre Barbastro y Lérida? Todavía está por ver. La directora del Museo de Diocesano de Lérida, donde se encuentran retenidas las 112 piezas de arte en litigio, afirma que el que Gobierno de Aragón carece de permiso para reproducir las fotografías de las obras en una exposición. Pero la respuesta del Gobierno de Aragón no se ha hecho esperar. Aunque en el Museo de Barbastro solo se pondrán ver las piezas en pequeñas imágenes en la tarjeta situada junto al espacio reservado, fuentes del departamento de Cultura del ejecutivo aragonés aseguraron ayer que en última instancia los derechos son de la propiedad, que ya atribuyó a las parroquias aragonesas la sentencia de los tribunales de la Santa Sede en 2007.

Por el momento, desde el Museo de Lérida informaron ayer que no se iniciaría ninguna acción en contra del Museo de Barbastro por este asunto. De hecho, quisieron puntualizar que las declaraciones de la directora estuvieron motivadas por una pregunta de la prensa, a lo que no conceden mayor importancia. De todos modos, tampoco quisieron dar su opinión acerca de la decisión del Museo de Barbastro de inaugurar el centro con los huecos y las cartelas con la imagen de las piezas. No obstante, también apuntaron que primero tenían que ver cómo se exponían. "Ya se verá porque nosotros tampoco hemos visto esas fotografías", señalaron.

De hecho, ni siquiera el Gobierno de Aragón ha confirmado que las fotografías de las obras que utiliza para señalar el lugar donde se ubicarán cuando Aragón las recupere son las que compró al Museo de Lérida.

El departamento de Cultura del Gobierno de Aragón adquirió las imágenes de todas las piezas hace unos meses cuando sus técnicos trabajaron en el Museo de Lérida con la finalidad de documentar el informe de todo el arte religioso para su catalogación. El trabajo se acabó en mayo de este mismo año y es el que ha servido para valorar la figura de protección de las piezas. De hecho, 24 de ellas, una decena de las cuales se encuentran ahora en exposición permanente en el Museo de Lérida, se declararán Bien de Interés Cultural (BIC), mientras que otras simplemente se incluirán en el catálogo de patrimonio.

Sin embargo, cuando las fotografías se van a destinar a otros fines como la reproducción o la exposición tienen otro precio, según comentaron ayer desde el Museo de Lérida. No obstante, también puntualizaron que a veces no se trata de pagar sino de pedir permiso. Según publica el centro catalán en su página web, el precio por una imagen en color para la investigación oscila entre los 9 y los 24 euros. Pero si los fines son la reproducción, asciende a entre 60 y 450 euros. "Sea quien sea el comprador", apuntaron.

Desde el Museo de Lérida también recordaron que en su momento, cuando prepararon la exposición permanente de su museo, solicitaron permisos de las fotografías que exponen que no son suyas. En función de la institución, algunas les cobraron pero otras no.

Etiquetas