Aragón
Suscríbete

REMITE LA OLA DE CALOR

Las temperaturas dan una tregua en todo Aragón

La ola de calor abandona la Comunidad después de que en la jornada del jueves se alcanzaran máximas de récord.

La ola de calor abandona el territorio aragonés después de varios días de bochorno en los que se han alcanzado temperaturas superiores a los 40 grados en gran parte de la Comunidad. Ayer, alrededor de las 18.00, se retiraron los últimos avisos de prealerta por calor que afectaban a varios puntos de la geografía aragonesa, y a partir de hoy, una masa de aire frío procedente del océano Atlántico producirá un moderado descenso de las temperaturas, que puede ser notable en las máximas.

Ayer, el cierzo ya dio un respiro en todo el valle del Ebro y los registros bajaron varios grados en la totalidad del territorio aragonés. Especialmente notable fue el descenso en Zaragoza, donde se alcanzaron 35 grados, frente a los 42,8 registrados el jueves, así como en Huesca y Teruel, donde se registraron 34,6 y 35 grados, respectivamente. La temperatura más alta se alcanzó en la localidad de Híjar, donde se registraron 38,6 grados, seguida de Caspe (36,6), Calanda (36,2), Barbastro (35,9), La Almunia (35,5) y Fraga (35,3). Más suaves fueron los máximas de la zona pirenaica, en la que se anotaron 32,4 grados en Benasque y 28,4 en Jaca.

A lo largo del día de hoy, los termómetros oscilarán entre 16 y 32 grados en Huesca, entre 14 y 30 en Teruel, y entre 19 y 30 en Zaragoza, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). También sufrirán un descenso de temperaturas localidades como Calatayud (entre 16 y 28), Daroca (entre 15 y 29), Alcañiz (entre 17 y 29) o Sariñena (entre 16 y 30). Algo más bajos serán los registros de Jaca, donde las temperaturas oscilarán entre 12 y 24 grados, y de Benasque, localidad en la que apenas habrá 10 grados de mínima.

Además, la Aemet anuncia para hoy la posibilidad de alguna precipitación débil durante la primera mitad del día en los valles del Pirineo. En el resto de la Comunidad predominarán los cielos poco nubosos y, en el valle del Ebro, el cierzo soplará de forma moderada. Mañana, predominarán los cielos poco nubosos o despejados y ñas temperaturas mínimas seguirán descendiendo y el lunes no se producirán cambios significativos.

Calor sofocante

El pasado jueves, Zaragoza registró su máxima histórica del mes de agosto con 42,8 grados, aunque la sensación térmica en el interior de la ciudad, donde se forman islas de calor, pudo rozar los 45 grados. Ningún rincón de la Comunidad, se libró de las sofocantes temperaturas, que superaron los 40 grados en varias localidades turolenses y rozaron este registro en la provincia de Huesca.

Etiquetas