Despliega el menú
Aragón

EL TIEMPO

Las temperaturas caen hoy hasta ocho grados por una masa de aire frío y muy seco

La situación cambiará a partir del fin de semana, y mañana será el día en el que más se notará el descenso en los termómetros.

Una masa de aire frío y muy seco, de componente continental y procedente del centro de Europa, provocará, hasta que llegue el fin de semana, un descenso generalizado de las temperaturas en Aragón. Cambiará así la situación de estos días, en los que el temporal, al contrario de lo que se esperaba, no ha causado problemas de relieve. Más allá del clima propio de estas fechas, y la nieve en determinadas zonas, la normalidad fue ayer la nota característica en la comunidad.

 

Gerardo Sanz, portavoz de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), indica que el aire será muy frío y que, eso sí, no habrá precipitaciones significativas. Mañana será el día en el que más se notará el descenso reflejado en los termómetros. Ya a partir del fin de semana, un aire de componente oceánico propiciará que el ambiente esté un poco más templado y que haya precipitaciones en el noroeste.

 

Debido a la masa de aire frío y seco, los termómetros caen hoy de forma generalizada. La bajada va a ser más marcada en las localidades donde suele haber viento. Las temperaturas máximas, en las que el descenso será más acusado, caerán una media de entre tres y cuatro grados (hasta ocho en Benasque y siete en Calatayud). Se alcanzarán después del mediodía, destaca Sanz, y después irán bajando.

 

Las máximas oscilarán entre cero y cinco grados y, en lo que respecta a las mínimas, entre -1 y -8 grados. De los principales municipios, el tope negativo lo marca Benasque. El récord positivo también se queda en el norte: Huesca registrará cinco grados como mucho, al igual que Sariñena.

 

La Aemet pronostica para hoy que en el área de los Pirineos habrá temperaturas significativamente bajas, por lo que informa de la alerta amarilla. Los termómetros marcarán hasta -8 grados a primera hora de la mañana, al igual que ocurrió la pasada madrugada. En los Pirineos, hoy el cielo estará nuboso al amanecer, con posibilidad de nevadas débiles y dispersas, tendiendo a poco nuboso conforme avance la mañana. En la Ibérica, lo mismo (nuboso), y en las demás zonas predominarán los cielos poco nubosos.

 

Habrá heladas generalizadas, ya sean débiles o moderadas, y el viento será de componente norte, moderado, con intervalos de intensidad fuerte en el Ebro durante la primera mitad de la jornada.

 

El martes fue una jornada sin grandes incidencias ocasionadas por la meteorología en el tráfico. En Teruel fue donde hubo más problemas. Aunque la situación mejoró a lo largo del día, la nieve dificultó la circulación en 14 tramos de otras tantas carreteras de la provincia, siendo necesario el uso de cadenas en unos 150 kilómetros.

 

Sobre las 5.00 de ayer quedó limpia la autovía Mudéjar o A-23, que permanecía cortada al paso de camiones desde las 20.00 entre la capital, La Puebla de Valverde, Sarrión y San Agustín. La N-234 (Sagunto-Burgos) estuvo también cerrada para los vehículos pesados durante las primeras horas de la mañana.

 

Las carreteras de la red secundaria más afectadas por el temporal fueron las de la Sierra de Gúdar-Javalambre, las del Maestrazgo y las de la zona de Albarracín, donde los vehículos tenían que utilizar cadenas para viajar de Alcalá de la Selva a Valdelinares, entre Cantavieja y La Iglesuela del Cid o de Bronchales a Monterde.

Etiquetas