Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BAJAN LAS TEMPERATURAS

Las temperaturas caen hasta 13 grados y la mitad de Aragón está en prealerta por nevadas y viento

La entrada de una borrasca que se mantendrá hasta el jueves acaba con el tiempo primaveral.

El viento acentuó la sensación de bajón térmico. En la foto, el puente de Piedra de Zaragoza.
Las temperaturas caen hasta 13 grados y la mitad de Aragón está en prealerta por nevadas y viento
JOSé MIGUEL MARCO

El ambiente primaveral con el que febrero ha obsequiado a los aragoneses ha llegado a su fin, al menos de momento. La entrada de una borrasca en la Península provocó que ayer las temperaturas diurnas se desplomaran entre cinco y trece grados respecto a las del sábado, lo que unido a las rachas de fuerte viento hizo que la sensación térmica haya pasado a ser desapacible como mínimo. Además, en el Pirineo cayó alguna nevada.

La situación de inestabilidad se va a prolongar durante los próximos días, aunque solo helará en zonas altas. Hoy, la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activada la prealerta por nevadas y vientos fuertes en gran parte de de la Comunidad -solo se libran el valle del Ebro, el Bajo Aragón y el centro y el sur de Huesca-. Las rachas de aire pueden superar los 80 km/h, y a partir de los 500 metros de altitud se esperan espesores de entre 4 y 18 centímetros de nieve según las zonas.

Este panorama contrasta con el que se vivió hasta el sábado. El comienzo del fin de semana dejó temperaturas máximas que en muchos casos rondaron o incluso superaron los 20 grados. Sin embargo, aunque ayer los cielos siguieron estando en general despejados, desde primera hora del día se notó una caída de las temperaturas acompañada de rachas moderadas o fuertes de viento.

El bajón térmico fue especialmente acusado en puntos del Pirineo como Benasque, donde las máximas pasaron de 20,3 grados de máxima el sábado a solo 7,4 ayer domingo -trece menos-. En Bielsa -de 17,3 a 6,8- y en Teruel -de 19,6 a 10- el descenso fue de unos diez grados; y en Huesca y Calatayud, de unos nueve -de 21 a 12,1 y de 19 a 10,6, respectivamente-.

En Zaragoza y en el resto del valle del Ebro la diferencia no fue tan notable. La capital aragonesa pasó de los 17,9 grados del sábado a los 12,5 de ayer domingo, aunque el viento hizo que la sensación de descenso fuera mayor con rachas de hasta 67 km/h.

El aire provocó varias salidas de los Bomberos de Zaragoza, que tuvieron que retirar un mástil publicitario de unos 11 metros de altura en el polígono de Cogullada y varias placas de uralita que se estaban levantando en una antigua fábrica de la avenida de Cataluña. También fueron solicitados para recoger algunos de los carteles informativos que se han colocado a lo largo del recorrido del tranvía.

Puede nevar a partir de 500 metros

La previsión de la delegación territorial de la Aemet es que tanto hoy como los próximos días los cielos aragoneses estarán cubiertos con lluvias en general débiles. Esas precipitaciones caerán en forma de nieve a partir de los 500 o 600 metros de altitud en el norte de la Comunidad, mientras que en el sur la cota se situará entre los 500 y los 800 metros.

Los vientos seguirán soplando moderados con intervalos de intensidad fuerte, especialmente en las zonas altas, y las temperaturas se mantendrán sin apenas cambios -solo helará en el Pirineo y en otras áreas elevadas-.

La situación apenas variará hasta el próximo jueves. No obstante, al cierre de esta edición la Aemet no había activado ningún aviso para mañana martes.

El mes que hoy acaba ha sido bastante cálido en Aragón, con temperaturas medias que algunas zonas se han situado hasta 2,5 grados por encima de lo habitual en esta época del año. La estabilidad atmosférica ha provocado que los cielos hayan estado despejados y el viento, en calma, lo que ha templado mucho el ambiente.

Etiquetas