Aragón
Suscríbete

METEOROLOGÍA EN ARAGÓN

Las suaves temperaturas de julio mantienen a raya los incendios

A estas alturas del año ya habían ardido más de 1.000 hectáreas en 2010, y cerca de 14.000 en 2009, mientras que en el presente ejercicio apenas se superan las 400. Los servicios de extinción se mantienen en alerta de cara a un mes de agosto que se prevé más seco y caluroso.

Una de las nuevas aeronaves de no tripuladas de extinción
Las suaves temperaturas de julio mantienen a raya los incendios forestales en Aragón
M. SANTONJA

La campaña de extinción de incendios de este año está siendo –huelgas laborales al margen- de las más tranquilas de los últimos años en Aragón. Las suaves temperaturas registradas en el mes de julio, unidas a la humedad acumulada en la primavera y a la escasa presencia de las típicas tormentas de verano, han contribuido a mantener el fuego a raya.

En lo que va de año, la comunidad aragonesa contabiliza un total de 319 incendios, de los que 248 no han sido más que conatos (aquellos que no llegan a calcinar más de una hectárea de terreno).

De hecho, aunque el número de fuegos se mantiene similar respecto a pasadas campañas, las cifras de superficie afectada han descendido sensiblemente. A estas alturas del año ya habían ardido más de 1.000 hectáreas en 2010, y cerca de 14.000 en 2009, mientras que en el presente ejercicio apenas se superan las 400, según datos del departamento de Medio Ambiente de la DGA.

A ello ha contribuido un mes de julio atípico, en el que solo se han calcinado 46 hectáreas. Aunque la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) no ha hecho públicos todavía los datos oficiales, sí que se apunta un descenso de varios grados en los mercurios de la comunidad respecto a veranos pasados.

Esta anomalía meteorológica encuentra su razón de ser en la caprichosa posición del Anticiclón de las Azores, que ha modificado su ubicación habitual. «Por norma general, este fenómeno genera flujos de viento de este a oeste y, en este momento, van de norte a sur», explicaba el jefe del Grupo de Predicción y Vigilancia de la AEMET, Gerardo Sanz, en un reciente artículo.

El 14% son provocados

En cuanto al origen de los incendios de este año en la comunidad, el 54% de ellos nace por una negligencia o una causa accidental, el 18% se debe a la caída de rayos, el 14% son provocados y otro 14% del que se desconocen las causas.

En todo caso, los efectivos de prevención y extinción de incendios se mantienen en alerta de cara a lo que resta de verano. Para ello, la DGA cuenta con 62 cuadrillas terrestres, 46 autobombas, 80 puestos de vigilancia y 8 helicópteros de extinción con sus respectivas cuadrillas y un helicóptero de coordinación.

El equipo se completa con el personal del Departamento de Medio Ambiente, formado por 55 técnicos que integran el Equipo de Coordinación y Dirección de Extinción, unos 400 Agentes de Protección de la Naturaleza como directores de las cuadrillas y de la extinción en primera instancia y 20 conductores.

Como novedad de este año, se han incorporado dos aeronaves no tripuladas para la extinción de incendios forestales. Un proyecto novedoso que envía información al instante, al mismo tiempo que permite acercarse con más precisión al foco del incendio.

Etiquetas