Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"La solución no se debe buscar en los débiles"

Antonio Pérez Lozano: pensionista prejubilado. Edad: 64 años. Antiguo empleo: trabajó en una empresa de telecomunicaciones. Sueldo: 1.050 euros.

"La solución no se debe buscar en los débiles"
"La solución no se debe buscar en los débiles"

Antonio Pérez Lozano es un antiguo trabajador de una empresa de telecomunicaciones que con 60 años se tuvo que prejubilar por una reducción de plantilla. Ahora, con 64, está preocupado por el futuro de su pensión, tras la decisión del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero de suspender su revalorización en 2011, cuando él cumplirá los 65 años.Él es uno de los 173.212 pensionistas que hay en Aragón. Está separado, tiene una pensión media y tres hijos que "no se casan por no tener para el piso". Cree que el Ejecutivo se ha equivocado al meter la tijera. "Hay otras medidas para recortar", afirma en la puerta del centro cívico Pedro Laín Entralgo de Zaragoza.

"Las soluciones no se deberían buscar en la parte más débil de la sociedad, sino en la más alta", afirma Antonio. Por eso, pone el acento en que se supriman todas aquellas obras que no sean necesarias, sobre todo las más cuantiosas, y se dejen solo las imprescindibles.

¿Le causará problemas el recorte? Antonio opina que sí. "Vamos a ir más bien justos", afirma. Además, se queja de que por la prejubilación ya perdió dinero. Y lo peor de todo es que no cree que la controvertida medida se quede en 2011, sino que las pensiones pueden estar en peligro. "Ojalá sea provisional", dice.

"La situación económica no debería afectar a las pensiones, porque las perciben personas que han trabajado y han cotizado", afirma Antonio. "Al final, las jubilaciones son cuatro pesetas. Subir un 1% o un 2%, la carestía de la vida, no supone nada para la sociedad. No creo que vaya a quebrar la economía. Suponen más otras cosas, creo yo", destaca este pensionista.

Antonio Pérez hace hincapié en la clase política, que a su juicio no está haciendo las cosas bien. "Zapatero mal y el otro? el mismo perro con distinto collar. El perro seguirá ladrando igual. La política en España está mal. No veo dirigentes grandes poner soluciones para resolver los problemas", confiesa.

Etiquetas