Despliega el menú
Aragón

LEY DE DEPENDENCIA

Las plantillas de las residencias del IASS se resienten por la Ley de Dependencia

Los trabajadores se concentraron ayer en la puerta de centros de las tres capitales para reclamar aumentos de personal.

"Estoy en la Unidad de Cuidados Especiales y la semana pasada por la tarde solo había una auxiliar de enfermería para 28 enfermos encamados. Yo les ayudé a dar meriendas, pero así es imposible. Aunque me hacen el aseo diario en la cama, llevo tres semanas sin bañar. Son unas profesionales como la copa de un pino, pero están pocas y no son de chicle". Así habla Concha Martínez Gómez, de 73 años, que lleva nueve ingresada en la Residencia Romareda de Zaragoza, dependiente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS).

Esta residente se sumó ayer a la concentración convocada en la puerta del centro por distintos sindicatos (CSI-CSIF, Cemsatse, SAE y UGT) en silla de ruedas y con su propia pancarta: "Ministro de Sanidad: ¿Tiene padres mayores? ¿Qué hace usted por nosotros?". Otra usuaria del establecimiento, Mercedes Correas, con sus 65 años recién cumplidos, le da la razón. "Antes venía gente de prácticas y nos bañaban todos los días, pero ahora no llegan", explicaba.

Con concentraciones como esta, en la residencia oscense Ciudad de Huesca y en la turolense Javalambre, los sindicatos protestaron por el deterioro que sufren estos establecimientos como consecuencia, principalmente, de la escasez de plantilla.

La razón de esta falta de profesionales la atribuyen al dinero que se ha detraído del presupuesto para la ampliación de plantillas. El presidente autonómico del sector de administración general de CSI-CSIF, Pablo Asín, estimó que del millón de euros de este ejercicio, alrededor de 800.000 euros se han ido para cubrir las "carencias" de los servicios de la Ley de Dependencia.

La delegada del sindicato de médicos y enfermeras Cemsatse en la junta de personal del IASS, Raquel Terrén, recalcó que entre 350.000 y 400.000 euros se han destinado a contratar al personal administrativo que realiza los programas individuales de atención (PIA) de los dependientes. Además, recalca que las diferencias laborales y retributivas entre médicos y enfermeras de Servicios Sociales con respecto al Salud van a provocar que este verano haya "serios problemas" en la cobertura de las vacaciones.

Los responsables del IASS declinaron ayer hacer declaraciones. Y por su parte los sindicatos aportaron sus datos: la residencia Javalambre de Teruel, la más grande con 550 usuarios, necesitaría 20 auxiliares más (hay 130) y 12 ATS (cuenta con 30); la Romareda se calcula que precisa un aumento de 30 profesionales y la oscense Sagrada Familia otros 20.

En la capital oscense, UGT denunció, según Aragón Press, que la Ley de Dependencia ha provocado la inmovilización de más de 100 plazas libres en los centros de la provincia, accesibles solo para personas en "situación de total dependencia".

Etiquetas