Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

Las obras que Fomento rescinde y paraliza en Aragón suman una inversión de 874 millones

La autovía entre Pamplona, Huesca y Lérida concentra el recorte con 509 millonesTodas las obras presupuestadas que se han bloqueado son carreteras y suponen 137 kilómetros.

Uno de los túneles paralizados en Monrepós, entre la vieja carretera y la actual, el pasado viernes.
Las obras que Fomento rescinde y paraliza en Aragón suman una inversión de 874 millones
ENVUELO

El Ministerio de Fomento ha rescindido y paralizado obras en Aragón que suman una inversión de 874,4 millones de euros. Y solo la autovía entre Pamplona, Huesca y Lérida concentra el grueso del recorte con 509 millones, el 58% del total. En todos los casos, se trata de tramos de carretera ya adjudicados y en distintos grados de ejecución, salvo dos que están pendientes de salir a concurso pero cuya financiación ya está recogida en los Presupuestos de 2010 con partidas plurianuales.

Si todos los tramos ahora bloqueados se empalmaran darían forma a una carretera de última generación de 137 kilómetros, una longitud mayor de la que suma el trazado aragonés de la autovía de Pamplona a Huesca. Si la comparación se hace en términos absolutos de inversión, las proporciones del impacto del recorte toman una dimensión realmente preocupante: todos los fondos destinados por el Ministerio de Fomento a Aragón en los Presupuestos de este año ascienden a 532 millones de euros, por lo que sería casi equiparable a dejar Aragón sin inversiones durante dos años.

Parón casi total de la obra pública

Tampoco se andará muy lejos, ya que Fomento ha paralizado la práctica totalidad de las actuaciones que tiene en marcha en Aragón. Las constructoras afectadas por este tijeretazo admitieron a este diario que la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón ya no admite certificaciones de obra desde principios de mes, mientras que desde el propio Ministerio se señaló que el parón será casi total en 2011. "Las partidas serán mínimas, simbólicas, y solo se retomará poco a poco la actividad a partir de 2012", manifestaron.

En el caso de tres de los cuatro tramos cuyos contratos se van a rescindir, englobados en la autovía Pamplona-Lérida, ni siquiera se sabe cuándo se recuperarán. Y el cuarto contrato anulado, la adecuación de la N-232 entre Ráfales y el límite con Castellón, se asegura que se licitará de nuevo, pero tampoco se ha aclarado en qué año pese a que esta mejora viaria lleva pendiente desde hace quince años. Todos ellos suman poco más de 33 kilómetros.

A este frenazo de obras se une el hecho de que otros proyectos ya presupuestados y que debían licitarse entre finales de año y principios de 2011 también se quedarán en los cajones. Es el caso de un tramo de la circunvalación de Sabiñánigo, valorado en 45,6 millones de euros, y del desdoblamiento de la N-232 entre Mallén y Figueruelas, para la que se preveía una inversión de 95,5 millones. La DGA aspira a salvar esta última obra negociando con los ministerios de Economía y de Fomento, de forma que los 40 millones de financiación pactados para el apeadero del AVE de Zaragoza (cuya construcción está paralizada desde hace meses) se destinen a esta carretera que concentra una elevada siniestralidad.

Incluso hay una tercera infraestructura no presupuestada que también se verá paralizada, la línea ferroviaria de velocidad alta Zaragoza-Pamplona, que ha superado la fase de proyecto. En los Presupuestos de este año solo se consignó un millón de euros, suficiente para sacar a concurso las obras, pero ahora ya ha quedado todo en suspenso. El tramo aragonés está valorado en 470 millones.

Tan solo se salvan del recorte inversor del Ministerio de Fomento un puñado de infraestructuras: la estación de Cercanías de Goya (porque su paralización hubiera obligado a levantar después el trazado del tranvía), la modernización de la autovía de Madrid (al haberse adjudicado por método concesional) y cuatro tramos de la autovía Pamplona-Lérida (tres de ellos porque las obras están más que avanzadas y el cuarto porque está pegado a Navarra, donde sí se acabará en 2011 el eje subpirenaico).

Proyectos bloqueados sin partida

La situación empeora aún más si se tiene en cuenta el número de grandes infraestructuras pendientes en Aragón que no ha superado aún la fase de proyecto. La lista la conforman el desdoblamiento de las carreteras de Castellón (A-68) y de Barcelona (A-2) y las autovías Cuenca-Teruel, Daroca-Calatayud, Monreal del Campo-Alcolea del Pinar, además de múltiples variantes.

Etiquetas