Despliega el menú
Aragón

SAL PARA COMBATIR EL HIELO

Las minas de Remolinos, desbordadas por el temporal

"Cada minuto y veinte segundos sale un camión de 26 toneladas", asegura el presidente de la empresa.

Las minas de Remolinos, desbordadas por el temporal
Las minas de Remolinos, desbordadas por el temporal
HERALDO

Unas 15.000 toneladas de sal salen cada día de la mina María del Carmen de la localidad zaragozana de Remolinos, una de las más importantes de España, que no dan abasto ante la gran demanda de mineral que reciben de las comunidades españolas y de distintos países europeos para combatir el hielo y la nieve que desde hace días dificultan el tráfico en sus carreteras.

Los 47 empleados de la empresa Ibérica de Sales, encargada de la explotación, trabajan estos días a pleno rendimiento para hacer frente a la avalancha de pedidos de sal fundente -vialidad invernal- que llegan desde todos los puntos de la geografía española y de los países europeos.

Así lo ha afirmado el presidente de la compañía, José Antonio Urbarrechena, quien ha reconocido que, a pesar de estar desbordado por la demanda, están aguantando "bien el temporal".

Desde primeras horas de la mañana, cientos de camiones llegan al entorno de la mina María del Carmen para cargar toneladas de sal, que transportan hasta comunidades como Madrid, Asturias y Castilla y León, para derramarla por las carreteras.

Además de abastecer las peticiones que llegan de España, esta mina, situada cerca de la capital aragonesa, exporta sal a países como Portugal, Andorra, Francia y Reino Unido, que, afectados por el temporal de frío, requieren con "urgencia" este mineral para garantizar el tráfico en su red vial.

Durante las últimas jornadas, han llegado a las minas de Remolinos unos 500 camiones diarios que han tenido que esperar hasta una hora para poder cargar cada uno unas 26 toneladas de sal.

Desde estas Navidades, esta mina extrae al día más de 15.000 toneladas de sal, el doble de las 7.027 toneladas que la empresa comenzó a producir en el invierno del año 1967, cuando comenzó su explotación, ha destacado Urbarrenechea.

La empresa se ha visto obligada a contratar más personal para atender la demanda y hasta un guía para controlar el tráfico de camiones que se agrupan en el entorno de la mina y que este lunes, de forma excepcional, superarán los 650.

"Hacía años que no recordábamos una ola de frío siberiano como ésta, que ha provocado que haya tanto hielo en las carreteras, ni una demanda así. Cada minuto y veinte segundos sale un camión cargado", ha recalcado el presidente de la empresa.

Para hacer frente a esta demanda, cuatro taladradoras trabajan a pleno rendimiento en una superficie de 120 hectáreas que se encuentra distribuida en 58 galerías, de unos 19 metros de anchura cada una.

A lo largo del año, la empresa extrae miles toneladas de sal de esta tierra, que cubría un extenso mar hace más de 30 millones de años, y la almacena para poder luego atender las necesidades que se presentan durante el invierno.

El mineral de esta mina es altamente "eficaz" para combatir el hielo en las carreteras a unos nueve grados bajo cero, ya que es capaz de bajar el punto de congelación y, con ello, la tasa de siniestralidad en las vías, ha recordado.

Por ahora, los pedidos han "desbordado" las previsiones de los encargados de la empresa, que esperan abastecer toda la demanda, mientras miran "cada día" los pronósticos meteorológicos para ver si llega ya el "buen tiempo", ha reconocido.

Etiquetas