Despliega el menú
Aragón

INCLEMENCIAS METEOROLÓGICAS

Las fuertes lluvias dejan en el Pirineo más de cien litros por metro cuadrado

El embalse de Linsoles, en el Ésera, tuvo que abrir sus compuertas. Hoy se mantiene la prealerta por precipitaciones en Huesca.

Los vecinos achican agua en el garaje de un edificio de Grañén.
Las fuertes lluvias dejan en el Pirineo más de cien litros por metro cuadrado
HERALDO

Las previsiones que llevaron a activar la alerta naranja por fuertes lluvias y tormentas en el centro y el norte de la provincia de Huesca se cumplieron y las zonas de alta montaña del Pirineo más oriental, en el Sobrarbe y la Ribagorza, superaron los 100 litros por metro cuadrado (l/m2) en 24 horas. Pese a las intensas precipitaciones, no hubo incidencias reseñables. El nivel de aviso disminuye hoy al nivel amarillo (prealerta) en el Alto Aragón, aunque podrían volver a acumularse hasta 60 l/m2 en unas 12 horas.

En el resto de Aragón, el episodio de lluvias de las últimas horas ha dejado chubascos en prácticamente toda la Comunidad. No obstante, esas precipitaciones han sido mucho menos intensas quedándose en la mayoría de los casos por debajo de los 5 l/m2.

Según datos facilitados por la delegación en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y por el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la CHE, los pluviómetros contabilizaron desde la tarde del martes más de 100 l/m2 en los refugios de La Renclusa y Pineta y en la zona de Monte Perdido. En lo que respecta a las poblaciones, se rebasaron los 90 l/m2 en Fiscal.

Sube el caudal de los ríos

El alcalde de Boltaña, José Manuel Salamero, señaló que la única incidencia aparente de las lluvias "es que el Cinca y el Ara están bajando muy bravos". La prueba es que el Ara a su paso por Boltaña llevaba a las 20.00 de ayer un caudal de 117 metros cúbicos por segundo (cuatro veces más que la media del último mes) y que el nivel del Cinca había subido hasta los 2,23 metros en Escalona, el doble que el día anterior. En este mismo sentido, José Miguel Chéliz, alcalde de Aínsa, también reconoció que "porque pocas veces se ve así de caudaloso el Cinca".

Otras muchas localidades de Sobrarbe y Ribagorza se situaron en torno a los 50 l/m2. Estas intensas precipitaciones, unido a los elevados caudales que han bajado del Pirineo en las últimas semanas con el deshielo, obligó a abrir las compuertas del embalse de Linsoles, en el río Ésera, para evacuar cerca de 60 metros cúbicos.

En el resto del Pirineo y de la zona centro de la provincia los niveles se quedaron en unos 30 l/m2 de media y, según la información facilitada por los parques de Protección Civil, los bomberos no realizaron apenas salidas.

No obstante, en algunas localidades sí que tuvieron que hacer frente a pequeñas inundaciones como en Los Monegros, donde las tormentas descargaron entre 15 y 40 l/m2 en Torralba de Aragón, Robres, Lalueza o Grañén. En esta última localidad cayeron el martes de 30 a 35 l/m2 en 15 minutos, una cantidad imposible de asimilar por el sistema de alcantarillado. Los vecinos de un bloque de la calle Joaquín Costa tuvieron que achicar con la ayuda de una pequeña bomba, cubos y escobas el agua que inundaba su garaje. "Estuvimos más de cuatro horas sacando agua y hoy (por ayer) todavía queda algún pequeño charco", apuntó Belinda Bolea, una de las afectadas. En el sector agrícola, las lluvias han paralizado las cosechas de cereal y guisante y la recogida de alfalfa.

Etiquetas