Despliega el menú
Aragón

CRISIS EN LA COALICIÓN

Las discrepancias de PSOE y PAR por la financiación retrasan los presupuestos

La orden de inicio de elaboración de las cuentas de la DGA de 2010 se debería dar este mes, pero se aplaza a agosto.El consejero Larraz entregó el martes unas cifras iniciales al vicepresidente para empezar a negociar

Las discrepancias de PSOE y PAR por la financiación retrasan los presupuestos
Las discrepancias de PSOE y PAR por la financiación retrasan los presupuestos
juan carlos arcos

Las discrepancias entre los socios del Gobierno de Aragón, PSOE y PAR, a propósito de la financiación autonómica, unidas a la propia negociación del nuevo modelo y a la falta de una previsión de ingresos, han retrasado la orden de inicio de tramitación del proyecto de los presupuestos de la Comunidad aragonesa para 2010. Habitualmente el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, suele dar el pistoletazo de salida en la segunda quincena de julio, pero este año no está previsto que se haga hasta mediados de agosto.

 

No obstante, fuentes de Economía aseguraron que pese a este retraso, el consejero quiere aprobar las cuentas en tiempo y forma. Es decir, que reciban el visto bueno a finales de año. Aún así, las negociaciones se prevén complicadas precisamente por las tensiones entre los socios de gobierno. No en vano, hay que tener en cuenta que los aragonesistas rechazan frontalmente el modelo de financiación autonómica, que supone la base de las cuentas porque asegura los ingresos de la Comunidad. En este caso, además y gracias al fondo adicional, se prevé que Aragón reciba 160 millones de euros más.

 

Asimismo, habrá que ver cuál es el desenlace de las discrepancias entre los socios y si alguno da el paso y rompe el gobierno. Entonces, los socialistas tendrían que ampliar el abanico de la negociación a otros partidos, puesto que gobernarían en minoría y sin apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas. Los distintos escenarios que se puedan reproducir no se conocerán hasta después del verano.

 

Pero no solo el rechazo al modelo de financiación puede marcar las negociaciones. Las diferencias entre el PSOE y el PAR también se centran en los criterios de elaboración del proyecto. Los aragonesistas apuestan por generar empleo con inversiones frente a otorgar ayudas y subsidios directos a las familias y por fijar unas prioridades en un momento de crisis económica. Los socialistas abogan más por fórmulas de ayuda a las familias.

 

Por ahora, ni PSOE ni PAR se han sentado a negociar oficialmente el borrador de las cuentas del próximo año 2010. El único contacto que se ha producido hasta ahora tuvo lugar el pasado martes, tras el tenso pleno extraordinario sobre financiación, cuando el consejero Larraz entregó al vicepresidente José Ángel Biel un borrador con unas estimaciones generales.

 

El campo de fútbol

El también líder del PAR ha dejado claro que la construcción del campo de fútbol y el plan de restauración del Maestrazgo tras los incendios de los últimos días son condiciones irrenunciables en la negociación del presupuesto. Ambos proyectos deben contar con una partida presupuestaria. La consignación para el estadio, sin embargo, no está tan clara y podría ser un nuevo punto de fricción entre los socios.

 

En cualquier caso, el consejero Larraz ya dejó claro que estos presupuestos iban a ser restrictivos por la crisis y que se iba a aplicar un tijeretazo importante en el capítulo de gasto corriente. A lo largo de este ejercicio ya se han materializado recortes en el gasto para hacer frente a la crisis. En concreto, se lograron ahorrar 14,2 millones de euros de diferentes departamentos en papel, publicidad, estudios y viajes, entre otros. El apartado de inversiones prácticamente se mantendrá.

 

El Departamento de Economía ha enviado ya a todas las Consejerías del Gobierno de Aragón unas fichas para que hagan sus previsiones presupuestarias para el próximo año. En general, Larraz calcula que las cifras globales del presupuesto se reducirán en un porcentaje de un dígito.

 

El Gobierno central aprobó el pasado mes de junio el techo de gasto para las cuentas de 2010 y plantea una reducción del 4,5%. En el mismo Consejo de Ministros también se acordó fijar el déficit máximo que podían asumir las Comunidades Autónomas en un 2%. En el caso del Ejecutivo aragonés, podrá endeudarse por otros 825 millones de euros más para afrontar el ejercicio presupuestario de 2010. Aragón sumará esta cifra a los más de 1.800 millones de euros que tiene de deuda acumulada.

 

Esta medida se adoptó por las dificultades que están teniendo todas las Comunidades en el capítulo de ingresos, ya que la recaudación ha caído considerablemente. El director general de Tributos del Ejecutivo autonómico, Francisco de Asís Pozuelo, detalló en una comparecencia en las Cortes que los ingresos por impuestos habían disminuido hasta un 35%. Todas estas circunstancias provocarán que el Gobierno de Aragón cierre las cuentas de 2009 con déficit.

Etiquetas