Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

VIOLENCIA MACHISTA

Las denuncias por violencia doméstica comienzan a descender en Aragón

Se han reducido un 15% en solo un año, pero aún se tramitan ocho casos cada día.

Puede ser prematuro hablar de un cambio de tendencia, pero la lucha contra violencia doméstica parece empezar a dar frutos en Aragón. Así lo confirman al menos los últimos datos del Observatorio Nacional, relativos a los casos tramitados en 2009. Según ese informe, el número total de denuncias se ha reducido un 15% en un solo año, pasando de 3.336 a 2.848. Aunque el balance es positivo, debe ser recibido con cautela. No en vano, todavía se presentan ocho denuncias al día en las comisarías aragonesas.

Otro dato significativo es el porcentaje de denuncias retiradas. Poco a poco, las víctimas comienzan a ser conscientes de que renunciar al proceso judicial y dar otra oportunidad al maltratador solo alarga el problema. En el año 2008, se retiraron casi 13 de cada 100 denuncias en Aragón. Según las estadísticas del Observatorio Nacional para la Violencia de Género, esa cifra ha disminuido y ahora el porcentaje de renuncias se ha situado en el 10%. Por nacionalidades, las mujeres extranjeras siguen siendo algo más proclives al perdón.

Las órdenes de protección solicitadas por las víctimas a los jueces a lo largo del año pasado confirman también la mejoría en la batalla contra la lacra de los malos tratos. Como sucede con las denuncias, estas también han experimentado un recorte, pasando de 981 a 707. Y también en este apartado se evidencia un mayor interés por plantar cara al problema por parte de las mujeres españolas. De hecho, el 56% de las solicitudes corrieron por cuenta de estas.

Hasta la fecha, son muy pocos los casos de violencia de género en los que la víctimas es una menor de edad. Solo 14 jóvenes de menos de 18 años solicitaron una orden de protección en 2009, lo que representa el 2% de las peticiones.

La creación de los juzgados especializados en violencia de género -dos en Zaragoza, uno en Huesca y otro en Teruel- ha sido fundamental para encauzar el elevado número de procedimientos. En el último año, ingresaron un total de 4.170 asuntos por la vía penal y se imputaron 2.942 delitos y 141 faltas. Junto con Cantabria, Aragón fue la única Comunidad Autónoma donde no se produjo ningún homicidio. El número más elevado de muertes se registró en Cataluña, con 23 y Andalucía con 15.

Las lesiones, el delito más común

Las lesiones se han convertido en el delito más habitual en el ámbito de la violencia doméstica, siendo las que se incluyen en el artículo 153 del Código Penal las más numerosas. Se trata de agresiones que se castigan con un mínimo de 3 meses y un máximo de un año de prisión. Le siguen, por este orden, los delitos contra la integridad moral (54 casos), el quebrantamiento de las medidas impuestas por el juez (48) o el quebrantamiento de las penas (27). En cuanto a las faltas, el 57% fueron injurias y el 35% vejaciones injustas.

Los procesos judiciales abiertos contra maltratadores acostumbran a terminar en condena en Aragón. De hecho, es la tercera Comunidad con mayor porcentaje de sentencias condenatorias, solo por detrás de Murcia y Extremadura. Respecto a las absoluciones, Castilla y León y Madrid son las que más fallos dictan en este sentido. A lo largo de 2009, en Aragón se sentaron en el banquillo 335 presuntos maltratadores. El 82,4% fueron condenados por los jueces. De ellos, el 45% fueron españoles y el 37% extranjeros. Una cifra bastante similar, pese a representar porcentajes de población muy dispares.

Etiquetas