Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

POLÍTICA/ARAGÓN

Las Cortes rechazan declarar a Aragón territorio libre de cultivos transgénicos

El pleno de las Cortes de Aragón rechazó una proposición no de ley presentada por Izquierda Unida (IU) que pedía declarar a la Comunidad Autónoma de Aragón como territorio libre de cultivos transgénicos. La iniciativa fue rechazada por 57 votos en contra, los del Partido Socialista (PSOE), Partido Aragonés (PAR) y Partido Popular (PP), y contó con 5 votos a favor, los de IU y Chunta Aragonesista (CHA).

La propuesta solicitaba también la evaluación de los impactos económicos, ambientales o de otra naturaleza que estos cultivos ocasionaran sobre el medio ambiente y sobre los cultivadores ecológicos y convencionales.

Finalmente, la proposición no de ley reclamaba el Ejecutivo aragonés que desarrollara campañas de información y concienciación de agricultores, ejecutara programas de investigación y aplicación de alternativas en la utilización de variedades transgénicas, y adoptara las medidas necesarias para reducir la presencia de estos cultivos en la comunidad aragonesa.

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, señaló que Aragón "tiene el récord en cuanto a hectáreas cultivadas por maíces transgénicos" frente al hecho de que "cada vez son más los países que prohíben en su territorio el cultivo de productos transgénicos o modificados genéticamente".

Barrena se refirió a estudios que demuestran por primera vez que hay evidencia científica demostrada en experimentos con animales de toxicidad en el riñón o el hígado a causa de una variedad de maíz transgénico, el MON 810, que ha sido vetado por recientemente por el Gobierno de Francia y que se utiliza en Aragón.

El diputado agregó que, "además de los riesgos ambientales y en la salud", la utilización de estos cultivos "atenta contra la autonomía alimentaria que debe residir en los pueblos y en los campesinos, que caen bajo el dominio de las multinacionales".

No plantear dudas

La portavoz del PSOE, María Pellicer, dijo que "no podemos poner en cuestión la seguridad de estos alimentos y plantas, poniendo en duda el trabajo científico de los laboratorios europeos encargados en su control" y argumentó que partiendo de las garantías científicas, "nuestra responsabilidad es el máximo aprovechamiento de los recursos para que en el futuro inmediato se pueda hacer frente a la realidad del aumento de la población", para lo que apostó por "aumentar el rendimiento por hectárea".

El portavoz del PP, Joaquín Salvo, apoyó el uso de estos cultivos por su "mayor eficiencia y calidad en la producción de maíz" y recordó que en el Valle del Ebro "la plaga del taladro -que afecta a este cultivo-- es endémica". Además, remarcó que en Aragón, tras diez años utilizando maíz transgénico, se ha comprobado que no ha habido problemas en el medio ambiente.

Finalmente, indicó que los cultivos transgénicos se utilizan en ocho países europeos, entre ellos Francia y Alemania, y el 74 por ciento de la población acepta o tolera los alimentos modificados genéticamente, según el último Eurobarómetro sobre biotecnología.

El portavoz del PAR, Joaquín Peribáñez, comentó que "no hay motivo suficiente para prohibir su uso porque los alimentos y piensos" que tienen componentes transgénicos "deben someterse a una evaluación de seguridad mediante un procedimiento comunitario antes de ser comercializados".

Además, "su uso supone mayor beneficio económico para los agricultores porque evita pérdidas por plagas". El diputado añadió que en Aragón se circunscribe al maíz y su destino es el pienso de ganado.

El portavoz de CHA, Bizén Fuster, recordó que la declaración de Aragón como territorio libre de cultivos transgénicos era una propuesta electoral de su partido político y abogó por "buscar alternativas" a su uso ante los problemas de plagas u otros que sufren los agricultores, así como por concienciar a estos últimos de los problemas que puede ocasionar el transgénico, especialmente "sobre la agricultura ecológica".

Etiquetas