Despliega el menú
Aragón

ANTEPROYECTO DE LEY

Aragón aprueba bajar entre un 2 y un 7% el sueldo de los funcionarios

El ajuste afecta a altos cargos, a personal directivo, funcionario, laboral, eventual, estatutario y cuerpos nacionales al servicio de la Administración de Justicia, así como al personal de las empresas públicas.

Los empleados públicos de Aragón verán recortados sus salarios entre un 2 y un 7 por ciento a partir del mes de julio, según ha acordado hoy el Gobierno aragonés en cumplimiento del real decreto ley aprobado por el Ejecutivo central el 28 de mayo para contener el déficit público.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de ley de medidas extraordinarias de contención del gasto que modifica la ley de Presupuestos de la Comunidad para 2010 y que incluye un ajuste en los gastos del personal de la administración autonómica.

El ajuste afecta a altos cargos, a personal directivo, funcionario, laboral, eventual, estatutario y cuerpos nacionales al servicio de la Administración de Justicia, así como al personal de las empresas públicas.

La bajada salarial se aplicará tanto a las retribuciones básicas como a complementos, pero con criterios de progresividad, sin afectar a los empleados públicos cuyas retribuciones por jornada completa no alcancen 1,5 veces el salario mínimo interprofesional, es decir, una cuantía de en torno a 960 euros mensuales.

En términos generales, la reducción de los salarios para el personal funcionario, estatutario y laboral oscilará entre el 2 y el 7 por ciento, lo que supone un 5 por ciento de media, aunque la reducción será el 15 por ciento en el caso de los sueldos del presidente, vicepresidente, consejeros, altos cargos y asimilados, con una reducción de entre el 8 y el 9 por ciento en sus retribuciones complementarias.

Las medidas aprobadas hoy, ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Presidencia, Javier Velasco, contribuirán a cumplir el Programa de Estabilidad 2009-2013 diseñado por el Gobierno central, que obliga a las comunidades autónomas a no superar el 1,1 por ciento de déficit de su Producto Interior Bruto.

Según los cálculos del Gobierno de Aragón, estas medidas supondrán un ahorro aproximado de 158 millones de euros desde el 1 de junio hasta diciembre de 2011 en gastos de personal.

Son medidas "necesarias", según Velasco, que el Gobierno de España se ha visto "obligado a tomar" y, en este sentido, el Ejecutivo autonómico ha asumido la parte de responsabilidad que le corresponde", esperando, además, la "comprensión" de los empleados públicos.

El consejero de Economía, Alberto Larraz, que también ha comparecido ante los medios, ha reiterado que el Gobierno de Aragón está terminando de diseñar un plan complementario de ahorro con la reestructuración del sector público empresarial, que incluirán desinversiones, liquidaciones y fusiones de empresas.

En la misma rueda de prensa, al ser preguntado por la posibilidad de que se modifique en los próximos presupuestos los impuestos que son de su competencia para complementar las medidas de ahorro con otras de incremento de ingresos, el vicepresidente José Ángel Biel ha dicho que en el diseño de las cuentas de 2011 habrá que hacer "un esfuerzo de imaginación", con medidas que no ha precisado.

Es en las épocas de crisis "cuando más cosas se pueden hacer", porque la crisis da "argumentos" para tomar medidas que son difíciles de asumir en "épocas de bonanza", pero aún no se ha concretado nada respecto a las cuentas públicas del año que viene.

Larraz sí ha explicado, no obstante, que entre junio y julio se fijará el techo presupuestario, que será "menor" que el de 2010, para tratar de cerrar los presupuestos "a la vuelta de vacaciones".

El proyecto de ley aprobado hoy se suma a las actuaciones de reducción del gasto aplicadas en los últimos años, con la congelación de los miembros del Gobierno desde 2009 y con un recorte del 2 por ciento en el conjunto de los presupuestos de 2010, que han supuesto un ahorro de 118 millones de euros.

Etiquetas