Despliega el menú
Aragón

LA CARRERA OLÍMPICA

Las conexiones por tren con el Pirineo, principal escollo para los Juegos 2022

La modernización de la línea no tiene fecha ni dinero asignado y el túnel de Sierra Caballera está aún en estudio. El desarrollo de las comunicaciones por carretera y los aeropuertos juegan a favor de Aragón.

El Pirineo aragonés se promociona en Barcelona
Las conexiones por tren con el Pirineo, principal escollo para los Juegos 2022
A. LAGUNAS

Parte de una buena posición en cuanto a conexiones carreteras y aeroporturarias (dos de los puntos fundamentales señalados por el COI en las anteriores intentonas aragonesas por los Juegos Olímpicos de Invierno), pero en comunicaciones ferroviarias a la candidatura aragonesa le queda mucho trabajo por hacer. El viaje hasta la montaña, a fecha de hoy, supone un escollo para la propuesta Zaragoza-Pirineos 2022.

"Cortada la línea del canfranero por la caída de una roca o por una simple nevada", "Suspendido el tren a Canfranc por una avería"... Son solo algunos ejemplos de lo que se ha convertido en noticias habituales en la Comunidad aragonesa. A estas incidencias, se une la lentitud de la línea (70 kilómetros por hora) por las deficiencias de la infraestructuras, lo que supone que el viaje Zaragoza-Canfranc tarde en cubrirse cuatro horas. Y la modernización, de momento, aún no tiene fecha ni inversión prevista. Recientemente, el Ministerio de Fomento ha renovado el tramo Caldearenas-Jaca, pero no ha servido para mejorar ni un minuto de viaje.

Por su parte, el túnel de Sierra Caballera, que permitirá suprimir el sinuoso trazado y alcanzar mayor velocidad, ni siquiera tiene concluidos los estudios para decidir el trazado. Con esta infraestructura en marcha, el trayecto desde Zaragoza hasta el Pirineo se cubriría en apenas 50 minutos.

El consejero de Presidencia de la DGA, Javier Velasco, reconoce este 'handicap', aunque se muestra optimista y advierte de que todavía faltan 12 años para la cita olímpica. "Para entonces, lo tendremos en condiciones", asegura Velasco. Recuerda, por contra, que Aragón aventaja a Cataluña en que tiene acabadas o en ejecución muchas infraestructuras necesarias. Y pone como ejemplo el aeropuerto oscense o la autovía Huesca-Lérida, que este año prácticamente se habrá terminado. La autovía Pamplona-Huesca va más retrasada al igual que la Zaragoza-Jaca, en el tramo desde Nueno. También está reformado el aeropuerto de Zaragoza. Por eso, uno de los objetivos del consorcio será revisar todas las infraestructas existentes para poder marcar en el calendario ya una fecha para empezar a organizar pruebas internacionales previas a las Olimpiadas de 2022. No obstante, la irrupción de Cataluña puede frenar muchas de las inversiones del Gobierno central, que hubieran llegado sin problemas con una única aspirante.

Enlaces subterráneos

Por su parte, el concejal de Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, también apela al amplio plazo de tiempo para resolver el problema ferroviario. De hecho, recalca que -al igual que se hizo en Zaragoza con la Expo- este acontecimiento debe servir "para terminar con la idea de que el transporte a las estaciones de esquí debe ser todo privado". Por eso, apuesta por modernizar y adaptar el ferrocarril a las nuevas necesidades. Y avanza además que, una vez en el Pirineo, se están estudiando varias alternativas para conectar las estaciones: telecabinas con pocas pilonas para evitar el impacto ambiental, subterráneos o convoyes cremallera.

"Las distancias se miden ahora en minutos y no en kilómetros", apunta Blasco. En este sentido, indica que aunque Zaragoza será uno de los puntos neurálgicos de la candidatura (ceremonia inaugural y de clausura, villa olímpica, centro de prensa, alojamientos, muchas pruebas de hielo...), "este es un modelo de cooperación del territorio", y el Pirineo será el escenario principal.

"Esta cita puede servir para hacer un replanteamiento territorial del Pirineo", defiende Blasco, que coincide con Velasco en que esteproyecto va a ser "absolutamente respetuoso con el medio ambiente". Así, muchas de las instalaciones serán desmontables. Hay que recordar que la DGA, a través de Aramón, tiene proyectos urbanísticos en el Pirineo que han provocado mucha contestación social entre distintos colectivos. Estos manifiestan ahora sus temores con esta nueva propuesta. 

Etiquetas