Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las adopciones internacionales y las solicitudes bajan más de un 30% en el primer semestre

Las restricciones que China y Rusia han aplicado a la salida de menores de sus países han reducido la llegada de pequeños.

Se trata de un fenómeno español y mundial. Las adopciones internacionales descienden, una caída que se achaca a las restricciones que los Gobiernos de China y Rusia han aplicado a las políticas de apadrinamientos de sus niños. En lo que va de año, 117 familias aragonesas han pedido adoptar a un pequeño de otro país, frente a las 174 que lo hicieron en el mismo periodo de 2007, lo que supone un 32,7% menos.

El número de niños que en el primer semestre de 2008 han llegado a sus nuevos hogares en Aragón también se ha reducido. Hasta finales de julio se habían formalizado 53 adopciones, que representan una bajada del 36,9% respecto a las 84 que se contabilizaron en 2007.

Aunque este último dato resulta sorprendente, la jefa de la sección de acogida y adopción del departamento de Menores del Gobierno aragonés, María Pilar Martín, matiza que esta tendencia puede variar algo hasta final de año, ya que "el número de menores que llegan depende también del momento en que se encuentre el expediente y los tiempos de espera". Lo que sí ha llamado la atención en los propios servicios del departamento es la caída de las peticiones que se viene detectando desde marzo.

A pesar de todo, China sigue siendo el principal país de origen de los niños y niñas adoptados. En este primer semestre de 2008 han viajado hasta la comunidad aragonesa 16 menores, y a lo largo de todo 2007 lo hicieron 53. Las adopciones en el gigante asiático se han visto perjudicadas por los nuevos criterios que deben cumplir los solicitantes, así como por el fomento de la adopción nacional dentro del propio país.

Las nuevas exigencias chinas, como explica María Pilar Martín, hacen referencia a que la pareja adoptante esté casada (no aceptan solicitantes monoparentales) y ambos miembros deben tener un nivel de estudios como mínimo de Bachillerato además de unos ingresos económicos determinados y una salud estable. Nada tiene que ver esta realidad con la imagen que se tenía hace un tiempo de China como uno de los lugares donde los trámites eran más sencillos y rápidos.

El segundo país de donde proceden más chavales es Rusia, con 11 menores en el primer semestre de este año y 30 a lo largo del año pasado. Las autoridades rusas han incidido sobre todo en los requisitos que exigen a las entidades colaboradoras en adopción internacional (ECAI), que son las que están acreditadas para gestionar los trámites con los países.

Otros lugares de origen de los niños adoptados en los primeros seis meses de 2008 por los aragoneses son Nepal (7), India (6), Ucrania (6), Colombia (5), El Salvador (1) y Kazajstán (1).

Las autoridades ucranianas, por ejemplo, volvieron a admitir el año pasado nuevos expedientes tras un periodo de reorganización de estos procesos que había afectado a las adopciones de 2006. No obstante, limita el número de peticiones, no admite a mujeres solas y da preferencia a los extranjeros que acepten niños con características especiales (más de 6 años, hermanos y pequeños con algún tipo de discapacidad). Este tipo de restricciones son también uno de los motivos por los que las solicitudes descienden. Los cambios políticos también pueden dificultar las cosas. El nuevo gobierno del Nepal en marzo del año pasado paralizó los procesos.

Con Vietnam el Gobierno español ha firmado este año un acuerdo de cooperación. Esta misma semana el Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicaba la resolución por la que se concede a la entidad colaboradora de adopción internacional ADECOP la habilitación para el país vietnamita.

En este año 2008 ya han solicitado adopciones en este país 9 familias aragonesas. Otras preferencias se dirige a Rusia (27 expedientes), China (10), Etiopía (6) e India (6). Estos son los datos que maneja el departamento de Servicios Sociales y Familias de la DGA. A ellos hay que sumar 11 peticiones para otros países y 48 que todavía no lo han elegido.

En el caso de Kazajstán, España ha decidido recientemente no tramitar más adopciones de menores de este país en tanto no se resuelvan las pendientes, para así reforzar las garantías jurídicas.

En Aragón, la disminución de las adopciones internacionales ha tardado más en apreciarse. En España el año pasado se produjo un descenso del 18,4%, al pasar de un total de 4.472 niños y niñas adoptados en 2006 a 3.648 en 2007. Sin embargo, los pequeños que encontraron un nuevo hogar en la comunidad aragonesa fueron prácticamente los mismos, 143 en 2006 y 142 en 2007.

Etiquetas