Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Blog - Tinta de Hemeroteca

por Mariano García

CUENTAS PÚBLICAS

Larraz plantea ahora un fondo para el gasto corriente de los ayuntamientos

El consejero de Economía trata de paliar el drástico recorte en las transferencias a entidades locales. La oposición carga contra las cuentas de 2011.

El consejero de Economía, Alberto Larraz, sorprendió ayer en las Cortes con el anuncio de la creación de un fondo para sufragar el gasto corriente de los ayuntamientos pequeños y medianos de la Comunidad, que se financiaría con aportaciones de instituciones aragonesas como la DGA, las diputaciones o las comarcas. "Es un fondo para prever que haya alguna dificultad", justificó Larraz. No obstante, no concretó de qué partida se obtendrá el dinero autonómico, más cuando ya se ha recortado un 46% la transferencia a las corporaciones locales (9,1 millones). Sí dijo que servirá para paliar esta bajada y que podría rondar los 8 millones. Precisamente, hace unos meses el presidente de la DPZ, Javier Lambán, ya propuso ayudar a los ayuntamientos a financiar el gasto corriente en lugar de la inversión.

El anuncio se produjo en el debate a la totalidad de los presupuestos, en las Cortes, donde Larraz tuvo que hacer frente a los duros ataques de la oposición a los presupuestos de 2011, que superaron su primer obstáculo solo con el apoyo de PSOE y PAR. Ni a PP, ni a CHA ni a IU les convencieron los argumentos del Gobierno e insistieron en decir que estas cuentas no sirven para salir de la crisis.

El portavoz del PP, Eloy Suárez, trató de explicar con cifras la situación del "Aragón real" frente al presentado por el consejero: 90.000 parados, una caída de la licitación pública del 50%, 26.000 aragoneses sin ningún ingreso... y advirtió de que la reducción del presupuesto solo se ha articulado en el recorte del sueldo a los funcionarios, la caída de la inversión (24%) y la reducción de la amortización de la deuda en 51 millones. "Sigue sin entender que hay que ajustar el gasto corriente", recriminó Suárez, que lamentó que haya partidas que bajan menos que el presupuesto (protocolo, reuniones, estudios...). Además, le acusó de presupuestar sin pensar más allá de las elecciones de mayo. "No han aprendido nada de la crisis de los 90. Aragón no necesita más gasto corriente y menos inversión", sentenció.

La presidenta de CHA, Nieves Ibeas, consideró que el Ejecutivo "no está legitimado para pedir rigor porque gestiona mal el dinero público". Se preguntó cómo pretende mantener las prestaciones sociales con menos recursos (el gasto social decrece en 175 millones) y con más necesidades generadas por la crisis. Pero también le reprochó a Larraz que no se hayan reducido las empresas públicas y se hayan mantenido "algunos reinos de taifas y políticas clientelares". Además, criticó que no se haya modificado la política fiscal. "Es un presupuesto irresponsable. Han perdido la oportunidad para plantear un esfuerzo socialista", lamentó.

También el portavoz de IU, Adolfo Barrena, reclamó políticas de izquierda para salir de la crisis y para eso, incidió en la necesidad de incrementar los ingresos gravando a las rentas altas o recuperando impuestos como el de sucesiones, transmisiones y donaciones. También exigió racionalizar el gasto y priorizar. "La prioridad política que debería perseguir este presupuesto es la creación de empleo de manera urgente", instó Barrena, que fijó el objetivo en inversiones productivas.

Larraz tuvo que emplearse a fondo para defender el presupuesto con más recortes de la historia. Echó la vista atrás y se agarró a la gestión presupuestaria de 12 años para vender los logros de la coalición PSOE-PAR. "No se vayan al rincón del ventajista", espetó Larraz, en referencia a la comparativa que usó la oposición con el año anterior. Para responder a sus ataques, les reprochó la gestión que hacen en sus instituciones. Pese a las cifras, aseguró que son las cuentas para salir de la crisis y que garantizan los servicios sociales. Y pidió responsabilidad para "insuflar" confianza a los mercados.

Etiquetas