Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

las cuentas del gobierno aragonés para 2011

Larraz apela a la comprensión ante un presupuesto austero por la crisis

El consejero de Economía, Alberto Larraz, ha reclamado la comprensión de los grupos parlamentarios ante los Presupuestos de 2011, que, aún "austeros", persiguen paliar los efectos de la crisis económica, con el mantenimiento del nivel de prestaciones sociales y el relanzamiento de la economía y el empleo.

Alberto Larraz en la comisión de economía del Gobierno aragonés
Larraz apela a la comprensión ante un presupuesto austero por la crisis
J.M.MARCO

El consejero de Economía, Alberto Larraz, ha reclamado la comprensión de los grupos parlamentarios ante los Presupuestos de 2011, que, aún "austeros", persiguen paliar los efectos de la crisis económica, con el mantenimiento del nivel de prestaciones sociales y el relanzamiento de la economía y el empleo.

Larraz ha comparecido en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Aragón para presentar las cuentas del próximo año, que ascienden a 5.293 millones, un 7,46% menos que este año.

Estos presupuestos, ha dicho el consejero, requieren "seriedad, trabajo, esfuerzo y compresión" de todos los grupos políticos ante la situación actual, que también ha llevado a los partidos de la oposición a tomar medidas allí donde gobiernan, ha recordado.

Por ello, ha señalado que le parece "fatal" que la oposición diga determinadas cosas en las Cortes y luego haga otras en las instituciones que dirige, y ha subrayado que "hay que ser razonable", sobre todo "cuando las cosas están tan complicadas", porque además el presupuesto no es "excepcionalmente malo".

Ha destacado la apuesta por la formación y el desarrollo de oportunidades, con un aumento del 6,14 por ciento en la partida del Instituto Aragonés de Empleo, una de las pocas que aumenta, mientras que las políticas sociales consolidan su peso específico, al pasar del 62,68 al 64,61 por ciento, aunque en términos absolutos decrece en 165,7 millones de euros respecto a 2010.

Larraz, quien ha abierto las comparecencias de los consejeros en para exponer las cuentas por departamentos, ha repasado algunos de los avances en la Comunidad, desde que la coalición PSOE-PAR llegó al Gobierno en 1999, y ha indicado que en los que serán los últimos de la legislatura espera disponer de un amplio apoyo parlamentario.

Además, ha resaltado la "discreta mejoría" que experimenta la economía regional y que le hace estar "casi completamente convencido" de que el Producto Interior Bruto de la comunidad crecerá por encima del uno por ciento en 2011.

Sin embargo, Manuel Guedea, del PP, ha cuestionado que en los presupuestos no se hable "para nada" de fusionar o suprimir empresas o entidades públicas, algo en lo que están inmersas el resto de las comunidades para adelgazar la administración, y que la capacidad de inversión "queda reducida a la mínima expresión", con un descenso del 32% respecto a 2010.

El portavoz de CHA, Chesús Yuste, ha criticado que las cuentas lleguen a la cámara con 42 días de retraso, aunque este año hay "poco que rascar", porque es un presupuesto de "economía de guerra" que genera "alarma" y constituye "un error grave en la receta", porque sacrifica las inversiones de manera "desmesurada", recorta los servicios sociales, rehuye apelar a la solidaridad de las rentas más altas y no permitirá salir de la crisis.

El diputado de IU, Adolfo Barrena, ha negado que los presupuestos sean sociales, ha afirmado que son para que la crisis "la sigan pagando los mismos" y para "mantener el garito abierto" y, en su opinión, son los de la "derrota", porque no se atreven con una subida de impuestos a las rentas más altas, ni siquiera a que paguen los libros de texto.

Antonio Piazuelo (PSOE) ha indicado que se trata de un presupuesto "extraordinario" que responde a la situación económica de Aragón, de España y Europa, porque no hay ningún ejecutivo europeo que pueda cumplir los compromisos con los que se presentaron en las elecciones, además de que es solidario con el resto de las Comunidades y con el Estado en virtud de los acuerdos sobre déficit público y garantiza "una cierta cohesión social".

Por su parte, Ana de Salas, del PAR, ha dicho que el presupuesto refleja las prioridades de la coalición de Gobierno, ha reconocido que son "complicados" y que disminuyen prácticamente todas las partidas en coherencia con la situación económica y la evolución prevista a medio plazo, dando protagonismo a las políticas económicas y a la creación de empleo, que es "lo fundamental", y al mantenimiento del gasto social.

Etiquetas