Despliega el menú
Aragón

RENFE

La venta de los bonos de las lanzaderas Avant se retrasa y aún no se pueden comprar

Los nuevos servicios de alta velocidad y media distancia desde Zaragoza a Huesca y Calatayud circularán desde mañana.

Los billetes sencillos o de ida y vuelta para las lanzaderas de Huesca y Calatayud se pueden comprar desde el mismo jueves en que el presidente de Renfe, José Salgueiro, anunció en Zaragoza que el nuevo servicio Avant conectará con Huesca y Calatayud desde mañana con tres trenes diarios por sentido en cada línea. Al mismo tiempo indicó que los bonos estarían disponibles en 48 horas en las estaciones y las agencias de viajes. Sin embargo, ayer todavía no se podían adquirir y en las agencias de viajes aragonesas ni siquiera han recibido la información de cómo tienen que hacer la gestión.

El primer tren sale el lunes a las 7.02. Aunque a pesar de haberlo anunciado el presidente de Renfe, los bonos de entre 20 y 50 viajes para los servicios de alta velocidad y media distancia Avant ayer no se pudieron comprar. No obstante, la compañía Renfe no precisó ayer el momento de su puesta a la venta, y simplemente informó de que estaban trabajando para que fuera cuanto antes.

Al menos, los usuarios que son clientes de las agencias de viajes y compran allí sus billetes, tendrán que acudir directamente al tren. Según informaron ayer desde una empresa perteneciente a a la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, no solo no tenían los bonos sino que desconocían cómo tendrían que realizar la venta, puesto que no habían recibido ninguna indicación de Renfe. El viernes recibieron la última información, un correo electrónico en el que les informaban de los nuevos servicios de AVE a Barcelona y Madrid, que se pusieron en servicio el mismo día 25.

No obstante, si un usuario no ha podido comprar su bono y ha tenido que adquirir un billete sencillo o de ida y vuelta, puede presentar una reclamación en la oficina de atención al cliente de cualquier estación. En este caso, cuando se compruebe que el usuario ha adquirido su bono se le abonará la diferencia. Por lo tanto, desde los servicios de información aseguran que desde el primer viaje, los pasajeros podrán viajar con el correspondiente descuento.

Los servicios Avant están pensados para atender a la demanda recurrente, especialmente trabajadores y estudiantes que utilizan el servicio de ida y vuelta todos los días laborales, según explicó Renfe. Por ello, el bono más utilizado es el de 44 viajes por lo que el precio del billete sale a 4,74 euros a Calatayud y 4,55 euros. Sin embargo, para poder usarlo es necesario que los horarios le encajen al usuario, y en este sentido las quejas no se han hecho esperar ni desde Huesca ni desde Calatayud. Porque hay que tener en cuenta que los bonos caducan un mes después del primer uso, por lo que si no se usa dos veces al día, no compensa. No obstante hay bonos desde 20 viajes, por lo que el billete sale a 7,21 a Calatayud y 6,93 a Huesca.

Más caro que un TRD

Estos trenes han sustituido a los TRD que circulaban por línea de alta velocidad en la misma franja horaria, aunque se mantiene el mismo tren diésel por la vía convencional. Sin embargo, para los usuarios que no lo utilicen todos los días y no adquieran bonos, este servicio les costará más caro. En el caso de Huesca, el billete sencillo de TRD costaba 6,65 euros, mientras que en Avant son 9,90 y solo se ahorran 8 minutos de tiempo de viaje: de 50 se reduce a 42. Entre Calatayud y Zaragoza, valía 7,25 euros un TRD y ahora 10,30 euros en Avant, pero en este caso sí que se reduce el tiempo de viaje a 30 minutos.

Por su parte, el grupo de Chunta Aragonesista en Madrid estima que el "miniservicio" de Avant es una "discriminación" para los aragoneses y no resuelve el problema de las lanzaderas a Madrid y Lérida.

Etiquetas