Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UNIVERSIDAD

La Universidad consigue el sello de excelencia que la convierte en referente internacional

El Ministerio da al proyecto en alianza con Navarra, La Rioja y Lérida 5,3 millones. El campus podría recibir hoy 7 millones más por sus proyectos científicos.

Manuel López, rector de la Universidad de Zaragoza, en el centro de la imagen, acompañado (a su derecha) de Jesús María Pintor, rector de Navarra y Martínez de Pisón (a la derecha de la imagen), de la Universidad de La Rioja.
La Universidad consigue el sello de excelencia que la convierte en referente internacional
JOSé MIGUEL MARCO

La Universidad de Zaragoza ha conseguido uno de los ocho sellos de excelencia internacional que concede el Ministerio de Educación y que convertirá a los centros aragoneses en referencia mundial. Lo ha logrado con el proyecto Iberus, una "biorregión de la ciencia" preparada en alianza con las universidades públicas de Navarra, La Rioja y Lérida que potencia el eje estratégico del valle del Ebro.

El Gobierno central repartirá entre los elegidos 31,9 millones de euros en forma de crédito (al campus Iberus le corresponden 5,3), menos de la mitad de lo que dio el año pasado en la primera convocatoria de campus de excelencia internacional, cuando premió a otras cinco instituciones académicas, todas ellas de Madrid y Cataluña.

Este recorte ha empañado la alegría del reconocimiento y los 'premiados' han asegurado que la financiación resulta insuficiente. "Es poco dinero respecto al año pasado y al concedido en otros países. Pero somos conscientes de que la convocatoria llega en una mala situación económica del país", comentó el rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, quien ayer valoró la concesión del sello junto a los responsables de las instituciones participantes en Iberus.

Pero los responsables universitarios saben que tienen todavía cartas por jugar. Haber sido elegidos como campus de excelencia es el trampolín para la consecución de financiación extra. "Una vez dentro de este grupo, podemos optar a otras convocatorias más específicas y, por tanto, engordar esa inversión", matizó el vicerrector aragonés de Investigación, José Ramón Beltrán. ¿Cómo se hará esto?

El Gobierno central abrirá concursos sobre materias concretas -vivienda, investigación...- a las que solo se podrán acceder los campus de excelencia y con las que se conseguirá dinero para estos fines. Y no habrá que esperar mucho. El Ministerio de Ciencia resolverá hoy el programa Innovacampus, que reconoce la labor de I+D+i de las universidades. La de Zaragoza -a través del campus Iberus- está entre las candidatas con proyectos de investigación valorados en 7,2 millones de euros. En concreto, han presentado una propuesta basada en las tecnologías materiales y para la calidad de la vida. "Más adelante esperamos que surja alguna convocatoria del Ministerio de Vivienda. Esta nos serviría para crear alojamientos para estudiantes", apuntó Beltrán.

Los primeros pasos

Mientras llegan esas subvenciones, Iberus tendrá que comenzar a funcionar con 5,3 millones que se gestionarán a través de un consorcio de las cuatro universidades (Zaragoza, pública de Navarra, La Rioja y Lérida) y en el que se quiere que participe el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. "El ejercicio de agregación no es fácil, pero hay muy buena voluntad", señaló el vicerrector de Política Científica de la Universidad de Lleida, Ramón Canela, que acudió ayer a la rueda de prensa celebrada en Zaragoza en representación del rector, Joan Viñás, que participó vía telefónica desde Italia.

Además de constituirse el consorcio, se elegirá a un gerente y a un presidente. Se quiere que este último sea una figura de reconocido prestigio internacional y su selección se hará por concurso. Los siguientes pasos serán crear tres comisiones (una ciudadana, otra científica y otra social-empresarial) y constituir una escuela de posgrado internacional conjunta. Esta se pondrá en marcha el próximo año y en ella se ofrecerán una serie de estudios todavía por definir. "Tampoco sabemos si tendrá una sede física y, si la tiene, en qué comunidad estará", señaló el rector Manuel López.

Se trabajará también para buscar la integración de los centros de las universidades con instalaciones tecnológicas, grandes empresas o centros de formación profesional, entre otros.

La alianza entre Aragón, Navarra, La Rioja y Cataluña va más allá y pretende cruzar los Pirineos. De hecho, los responsables universitarios aseguraron ayer que existe la voluntad de crear sinergias con los centros franceses de Pau y Toulouse, muy implicados con el proyecto. "Tenemos la oportunidad de mostrar que podemos trabajar por un objetivo común. Estamos en el vagón de cabeza con las comunidades que todos esperábamos que ganaran. Es un reto, pero también una responsabilidad", aseveró el vicerrector de Enseñanza de la Universidad Pública de Navarra, Jesús María Pintor.

Una reválida en 2015

Todo este trabajo deberá someterse a examen en 2015, fecha en la que Iberus tendrá que pasar una reválida en la que se decidirá si conserva el título de campus de excelencia indefinidamente. No obstante, los rectores ya miran con más perspectiva en el tiempo. "El reconocimiento conseguido nos va a lanzar más allá del 2015. Seremos un polo de desarrollo para avanzar hacia una nueva sociedad del conocimiento", afirmó el máximo responsable de la Universidad de La Rioja, José María Martínez de Pisón.

El Ministerio concedió ayer ocho sellos internacionales, pero también galardonó a los campus que destacan en el ámbito regional. En esta categoría inferior -aunque en algunos casos dotada de la misma inversión- han sido elegidos los proyectos de las universidades de Granada (3 millones); Rovira y Virgili (3); Vigo, Santiago de Compostela y La Coruña (5,3); Murcia y Politécnica de Cartagena (5,3); La Laguna y Las Palmas (5,3); y Salamanca (3).

Etiquetas