Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SALUD

La última indemnización por las lesiones causadas por una prueba alcanza los 100.000 euros

Solo contando los casos públicados en el último año, el Salud ha sido condenado a pagar más de 700.000 euros por errores médicos.

Salud tendrá que dar 240.000 euros al hijo de Inmaculada al no ser trasladado a Madrid en ambulancia, a pesar de su cardiopatía.
La última indemnización por las lesiones causadas por una prueba alcanza los 100.000 euros
HA

El Servicio Aragonés de Salud ha sido condenado a pagarle a una paciente 100.000 euros por las lesiones que le ocasionaron al practicarle en el hospital Clínico de Zaragoza una prueba de urodinámica (un estudio del aparato urinario inferior -vejiga y uretra-).

Este es el último caso de negligencia médica dado a conocer públicamente, aunque la afectada quiere mantener el anonimato. En concreto, la sentencia de la sala de lo contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón estima que el actual estado de esta paciente (necesidad constante de orinar, escozor y dolor) «en parte es atribuible a su patología anterior y en parte a la práctica del estudio urodinámico que se le realizó en junio de 2005».

Según explican los servicios jurídicos de la Asociación El Defensor del Paciente, dentro de la motivación de la sentencia se incluye que el servicio de Urología del Clínico comunicó a la dirección del hospital que desde finales de junio de 2005 «se habían suspendido los estudios urodinámicos tras haberse detectado varios episodios de cistitis hemorrágica en pacientes sometidas a esta prueba». En concreto, se estima que podrían haber sufrido lesiones por la prueba entre diez y quince pacientes más.

Pero este no es el único caso al que ha tenido que hacer frente el Salud. De hecho, solo en los últimos doce meses ha sido condenado a pagar más de 700.000 euros (se hace cargo la aseguradora). Una de las indemnizaciones más altas, 240.000 euros, es la que tendrán que dar a un menor por no ser trasladado a Madrid, a pesar de los problemas de corazón que padecía. «El dinero no compensa todo lo que hemos sufrido, pero al menos ayudará a que Víctor reciba el mejor tratamiento y a su rehabilitación», reconoció su madre, Inmaculada Florián.

No obstante, también se han conocido casos, donde la compensación ha sido mucho menor, como el de Palmira T. T, que recibió 39.000 euros por una atención defectuosa (padece cáncer de mama).

Etiquetas