Despliega el menú
Aragón

NIEVE

La temporada de esquí concluye en cuatro centros con balance desigual

No hay cifras y tanto Astún como Aramón dicen que ha sido "satisfactoria". Pero los empresarios la tachan de "muy buena" en Cerler y Tena, y de "aceptable" en Canfranc.

Astún, Formigal, Panticosa y Cerler pusieron fin ayer a una temporada de esquí que algunos califican de "muy buena" y otros la dejan en "aceptable". Y a falta del cómputo de esquiadores -Candanchú sigue abierta, Astún no dará cifras y el grupo Aramón las facilitará a lo largo de esta semana-, lo que sí reconocen todos es que el número de esquiadores ha sido mayor que el del año pasado, una temporada atípica y con falta de nieve redujo las cifras (1,2 millones de esquiadores, un 20% menos que en 2005-2006).

En el valle de Tena, Lorena Sánchez, gerente de la Asociación Turística, calificó la campaña de esquí de "muy buena" y apuntó que se ha notado el tirón de Formigal: "Había mucha gente que venía por primera vez para conocer la estación y sus nuevas pistas". Aseguró, además, que los fines de semana "había mucha gente", pero destacó que entre semana también aumentaron los clientes.

Las dos estaciones de este valle, Formigal y Panticosa, pertenecen al grupo Aramón, al igual que Cerler. Fuentes de la empresa informaron de que esta semana darán a conocer el número total de esquiadores y matizaron que "desde la moderación que debe presidir este tipo de valoraciones -ya que todavía no hay datos- Aramón se muestra satisfecha por el desarrollo de la temporada que ha sido muy positiva para el grupo".

También lo ha sido para los empresarios de Benasque, según explicó su presidente, Jorge Llanas. "Sí ha habido más afluencia de público", afirmó. Relató que los porcentajes de ocupación de entre semana se han mantenido en torno al 60%, pero que han subido en los de los fines de semana. El arranque, -en el puente de la Constitución Cerler fue la única que abrió-fue "aceptable" con una ocupación del 75%, pero tanto en enero como febrero, las cifras rondaron entre el 80% y cien por cien los fines de semana.

Y en el valle más occidental, en el de Canfranc, el director gerente de la Asociación Turística de la Comarca de la Jacetania, Ángel Bandrés, calificó de "aceptable" la temporada blanca "ya que ha sido más corta". Añadió que la ocupación, si se mira en conjunto "ha sido acorde a la situación", aunque reconoció que sí ha existido una diferencia entre Jaca, con porcentajes de ocupación más altos, y el resto del valle. Asimismo hizo referencia a que los visitantes de segunda residencia se han dejado sentir. Y es que no en vano en los últimos años se han entregado unas 3.800 viviendas. En este valle, Candanchú continúa abierta y Astún, en una nota, destacó que tan solo han cerrado siete días la estación en este temporada que califican de "satisfactoria". Del número de esquiadores, que no precisan, afirman que "ha superado holgadamente el del pasado año". Asimismo, reseñan el importante incremento de esquiadores que proceden de Madrid, que ha doblado el porcentaje de otros años.

Etiquetas