Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AUMENTO DE BOSQUES

La superficie de bosque ha aumentado en Aragón un 33% en una década

El monte arbolado cubre ya un tercio del territorio de la región. Esta tendencia coincide con la observada en toda España, y se debe, sobre todo, al abandono de campos de cultivo.

Pinares en los alrededores de Albarracín.
La superficie de bosque ha aumentado en Aragón un 33% en una década
JAVIER PARDOS

Los bosques aragoneses han crecido un 33% en una década y ya cubren un tercio del territorio de la comunidad. Según los resultados del Tercer Inventario Forestal Nacional elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, entre 1994 y 2005 la superficie de monte arbolado de Zaragoza, Huesca y Teruel ha aumentado en 392.000 hectáreas pasando de 1.185.531 a 1.577.991.

Ese incremento se ha producido a consta, sobre todo, del monte no arbolado, ya que en el mismo periodo de tiempo la extensión de arbustos, praderas y otras zonas sin vegetación arbórea se ha reducido un 20%. Pese a esto, la superficie total de monte ha aumentado un 5% gracias a las 130.000 hectáreas que los bosques y las zonas no arboladas le han arrebatado a la agricultura y al resto de usos del terreno -suelos urbanos e industriales, infraestructuras…-.

A pesar de los incendios forestales, de la fiebre urbanística y de la desertificación, estas cifras siguen la tendencia observada a nivel nacional. En España, los bosques se han extendido un 29%, el monte no arbolado ha retrocedido un 22% y la superficie total destinada a usos forestales ha crecido un 10%.

El director general de Gestión Forestal de la DGA, Alberto Contreras, explica que estos cambios tienen que ver, fundamentalmente, con la despoblación del medio rural y el consiguiente abandono de las tierras agrícolas. "La disminución de los usos tradicionales hace que la superficie forestal se extienda -comenta-. Los campos de cultivo pasan a ser monte, los rebaños dejan de necesitar zonas de pasto y disminuye la extracción de madera y leña".

Repoblaciones

Contreras añade que el llamativo aumento de la superficie de bosques también tiene que ver con las políticas ambientales de las distintas administraciones -desde los ayuntamientos hasta el Gobierno central-. "Los municipios se dan cuenta de que es importante tener bien cuidados sus montes, y en Aragón el Departamento de Medio Ambiente planta 3,5 millones de árboles cada año", señala el director general de Gestión Forestal.

Un último factor que explica la evolución observada en el Inventario Forestal Nacional es el avance de las tecnologías cartográficas. La anterior edición de este estudio se elaboró en los años 80 y 90, y desde entonces las herramientas para calcular la superficie forestal de cada provincia han mejorado mucho. "Está claro que los bosques han aumentado sensiblemente, pero probablemente las mediciones que se hacían antes no eran del todo buenas", opina Contreras.

El Inventario Forestal Nacional es una amplísima recopilación de datos de diversa índole sobre la situación de los bosques españoles. Su primera edición se acometió entre 1966 y 1975; la segunda, entre 1986 y 1996; y esta tercera, entre 1997 y 2007. Según el resumen de resultados publicado por el Ministerio, los datos de Aragón se obtuvieron entre el 2005 y el 2005.

Bosques frondosos

Por esas fechas, en Aragón había 1.577.991 hectáreas de bosque, 392.000 más que en 1993 y 1994, lo que equivalía al 33% de la superficie de la región. Solo el 8% de ellas -unas 120.000- estaban clasificadas como monte con arbolado ralo y disperso, la categoría utilizada para designar las zonas que son bosque pero que tienen una baja densidad de árboles.

Por su parte, el monte arbolado ocupaba 1.030.321 hectáreas, 263.000 menos que lo descrito en el anterior inventario y un 22% del total de la comunidad. La superficie de bosques y de monte no arbolado suponía un 55% de la región frente al 45% de suelo destinado a usos no forestales.

Por provincias, la que experimenta un mayor crecimiento de la superficie de bosque es Zaragoza con un 38% frente al 35% de Huesca y el 27% de Teruel. No obstante, también es la que presenta un menor porcentaje de monte arbolado respecto a la superficie total -21%-. En Huesca y Teruel es casi el doble -39%-.

Etiquetas