Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

VÍA MUERTA

La reclamación de la tabla de Benabarre adquirida por Cataluña, en punto muerto

Lérida la compró en una subasta que desconocía la DGA, por lo que ejerció el derecho de retracto. Ahora la Generalitat debería tomar la iniciativa.

Lérida se hizo con la obra en una subasta a la que la DGA no acudió.
La reclamación de la tabla de Benabarre adquirida por Cataluña, en punto muerto
HA

Tras la agria polémica que suscitó el asunto hace un año, la pugna entre Aragón y Cataluña por hacerse con una tabla gótica procedente de la capilla del castillo de Benabarre se encuentra en punto muerto.

La pieza, datada en el siglo XV y obra del pintor gótico Pedro García de Benabarre, fue adquirida en abril de 2009 por la Diputación de Lérida por 22.000 euros, en una subasta celebrada en Barcelona. Nadie más participó en la puja, puesto que el Gobierno de Aragón no se enteró de su salida al mercado.

Tras recibir un aluvión de críticas, el Ejecutivo autonómico anunció que ejercería el derecho de retracto -que permitiría adquirir la obra al mismo precio- y todas las acciones legales necesarias para recuperar la pieza. Ante esta situación, la Diputación de Lérida alegó la "imposibilidad" de ejercerlo por "una subasta en la que no se ha participado".

En junio, la DGA cumplió con los trámites preceptivos para acogerse a este derecho, y rápidamente tanto la Generalitat como el Consorcio del Museo Diocesano y Comarcal de Lérida mostraron su oposición y presentaron un recurso administrativo que Aragón rechazó, tal y como recordaron ayer fuentes de la consejería de Cultura.

En este punto, añadieron, el Ejecutivo autonómico se encuentra "a la espera" de que la Generalitat tome la iniciativa. La vía lógica, indicaron, es acudir a los tribunales para presentar un contencioso-administrativo contra el Gobierno aragonés. No obstante, fuentes de la Generalitat confirmaron ayer que de momento no han llevado el asunto al juzgado e, incluso, dejaron entrever que el Consorcio -en el que están representados la Generalitat, la Diputación, el Ayuntamiento, la Comarca del Segrià y el obispado de Lérida- ni siquiera ha llegado a estudiar el caso.

Cabe recordar que la institución provincial compró la tabla para exponerla en el Museo de Lérida, donde también se encuentran los 112 bienes en litigio entre los obispados barbastrense y catalán.

Etiquetas