Despliega el menú
Aragón

SANIDAD

La prueba del talón detectará a partir de septiembre 13 enfermedades en los recién nacidos

Foto de archivo de un recién nacido.
La prueba del talón detectará a partir de septiembre 13 enfermedades en los recién nacidos
J.M. MARCO

 Intentar detectar a tiempo anomalías congénitas, endocrinológicas y metabólicas que pueden ocasionar importantes daños en el niño o incluso provocarle la muerte. Con este objetivo se pondrá en marcha en el mes de septiembre una nueva tecnología analítica en el Hospital Miguel Servet, que permitirá ampliar el número de enfermedades que se detectan ya con la prueba del talón. Así, de las cuatro patologías que se diagnostican en estos momentos se pasará a un total de 13. Además, la nueva técnica permitirá generalizar el descarte de posibles afectados por los síndromes de Turner y Klinefelter (enfermedades cromosómicas).

El nuevo aparato, que ha supuesto una inversión de 300.000 euros, se ha implantado en el Hospital Miguel Servet, pero analizará las muestras de sangre de todos los niños aragoneses nacidos en la Comunidad (tanto en los hospitales privados como públicos) y fuera de ella. Además, por medio de un protocolo de colaboración, se trasladarán a Zaragoza las analíticas de los recién nacidos de La Rioja. Así, podrán beneficiarse de este nuevo sistema por lo menos 16.000 niños -más de 13.000 en Aragón y 3.000 en La rioja-.

Aragón junto a Galicia son las dos únicas comunidades españolas que poseen en estos momentos esta nueva tecnología, denominada espectrografía de masas en tándem. En Europa, la han implantado Alemania, Italia, Holanda y Portugal.

La toma de la muestra de sangre se toma en el talón del bebé durante su primera semana de vida, cuando todavía está en el hospital, y los resultados están a los pocos días. El nuevo aparato permite en pocos minutos analizar cincuenta parámetros diferentes. Si el resultado es positivo, el paciente es derivado a los servicios de referencia, tanto el Servet como el Clínico, para su diagnóstico definitivo y, en su caso, fijar el tratamiento y seguimiento clínico posterior.

El departamento de Salud y Consumo ha editado una guía para los padres donde se les informará de la ampliación de esta prueba y cómo se lleva a cabo.

La consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, destacó la importancia del programa de cribado neonatal, ya que "ofrece mejores y más seguras condiciones de detectar un mayor número de enfermedades". "Y aumenta la posibilidad de intervenir de forma adecuada y a tiempo en su prevención o bien en su tratamiento, reduciendo la carga de morbilidad y de discapacidad asociadas a estas patologías", apuntó Noeno.

En ese sentido, el director general de Planificación y Aseguramiento del Gobierno de Aragón, Manuel García Encabo, reconoció que las enfermedades que se intentan detectar tienen una "prevalencia baja", pero con "transcendencia importante" en los niños que la sufren. De hecho, recordó que en estos momentos de las cuatro enfermedades que se diagnostican en estos momentos se localizan entre dos y cuatro casos anuales. "Estos niños nacen aparentemente normales, pero los resultados son espectaculares porque se descubren enfermedades que tienen remedio", manifestó el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Juan Carlos Bastarós.

Pero además de la prueba del talón en Aragón se lleva a cabo otra prueba para la detección de los trastornos auditivos en los recién nacidos (hipoacusia). Se aplica un pequeño micrófono en el conducto auditivo externo del niño que, en pocos minutos y sin molestarle, estimula el oído. Gracias a esta exploración se colocan unos cinco implantes cocleares cada año en el Clínico.

Etiquetas