Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLAN DE AUSTERIDAD DEL GOBIERNO

La primera protesta de funcionarios llena la plaza de la Delegación del Gobierno

Los sindicatos seguirán movilizados "ante el mayor recorte de derechos en democracia".

Más de 2.000 funcionarios y sindicalistas se concentraron frente a la sede de la Delegación del Gobierno.
La primera protesta de funcionarios llena la plaza de la Delegación del Gobierno
JOSÉ MIGUEL MARCO

La plaza de la Delegación del Gobierno en Zaragoza se quedó pequeña para acoger a los más de 2.000 funcionarios que protagonizaron ayer por la tarde la primera protesta contra el "mayor recorte de derechos de la democracia" anunciado por el Gobierno. Los sindicatos convocantes, UGT, CC. OO. y CSIF, mostraron su satisfacción por la respuesta y advirtieron que es solo la primera movilización para lograr que el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se replantee las medidas.

Bajo el lema 'Defiende lo tuyo, no al recorte del gasto social, defiende lo público', los sindicatos reivindicaron un frente común para frenar "medidas profundamente regresivas y que atacan a los más débiles", según explicó la secretaria regional de Enseñanza de UGT, Gloria Pardillos. "No estamos dispuestos a soportar unas medidas doblemente injustas porque, primero, no inciden en el gasto en el que deberían incidir, sino en el gasto directo de pensiones y salarios, y, segundo, deberían centrarse en los ingresos", explicó.

Pardillos también quiso replicar el argumento del Gobierno del privilegio laboral de los funcionarios. "Tener empleo fijo no es un privilegio, sino un derecho", sentenció.

En la misma línea se pronunció el secretario de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC. OO., Enrique Gracia, quien manifestó que el recorte de pensiones y sueldos públicos solo traerá una "severa contracción del consumo y generará más paro". Además, indicó que la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios rondará el 7%, pero puso todo el énfasis en que las medidas del Gobierno "maltrata a los más débiles".

El presidente regional de CSIF, Luis Güerri, llegó a calificar la movilización como el inicio de una "guerra" en la que no piensan ceder. "Veo un bosque de banderas como en la guerra, rojas de sangre y verdes de esperanza", llegó a decir a los funcionarios congregados en la plaza anexa a la del Pilar. "Estamos haciendo un concentración como consecuencia de una situación gravísima: han roto la negociación colectiva, se nos ha colocado en una situación de desprestigio importante o se ha intentado, nos han robado la cartera y lo grave es que no sabemos hasta dónde va a llegar, ni si ha terminado o no", remarcó ante el micrófono.

Güerri consideró que estas medidas son "un ataque a clases bajas y medias porque la deuda que en este momento tiene la nación la cargan a las espaldas de los más débiles y fáciles". Y advirtió de que tendrán que afilar el lapicero mucho "para presentar un decreto que no llevemos a los tribunales, porque ni Zapatero ni nadie va a poder romper una ley de presupuestos que tiene la duración limitada de un año", advirtió.

A la concentración se sumaron OSTA y CGT, cuyo secretario de Organización en el Ayuntamiento, Gregorio Barcelona, planteó la necesidad de pactar "medidas imaginativas" para mantener la lucha. "Esto es el inicio de una campaña que debe durar, porque los funcionarios somos los primeros y detrás vendrán el resto de trabajadores. No es un recorte salarial, sino una regresión de derechos sociales", remarcó.

Barcelona consideró que con el recorte y la huelga prevista para el 8 de junio las economías de los funcionarios se resentirán mucho, por lo que habrá que idear una campaña mantenida y distinta "porque con la huelga no creemos que será suficiente".

Etiquetas