Despliega el menú
Aragón

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

La primera doctora en Ciencias de la UZ nunca se sintió una pionera

Ángela García de la Puerta se licenció en Ciencias Químicas en el año 1926 y fue la primera catedrática de Física y Química en toda España. Nunca alardeó. 'Trabajé mucho y me lo reconocieron', solía decir.

Ángela García de la Puerta
La primera doctora en Ciencias nunca se sintió una pionera
HA

"Mi madre se sorprendería mucho si supiera que su historia ahora tiene repercusión", explica Mª Pilar Alfaro, hija de Ángela García de la Puerta, la primera doctora en Ciencias de la Universidad de Zaragoza (UZ) y la primera catedrática de Física y Química a nivel nacional (año 1928). "Siempre se consideró una más entre sus compañeros", cuenta la hija de la docente e investigadora.

Este lunes se ha publicado un informe de la UZ en el que se ponen cifras a la igualdad entre mujeres y hombres en la institución docente. El análisis explica que actualmente las mujeres son mayoría entre el alumnado y el personal de administración y servicios de la UZ, además de tener mejores notas de acceso y finalizar más sus estudios, pero sólo el 41% son profesoras o investigadores y el 16% catedráticas.

Entre las primeras mujeres con un cargo docente elevado en la institución, figura Ángela García de la Puerta, quien fue la primera doctora en Ciencias de la UZ. Su historia, pese a ser pionera, es de total serenidad.

Su hija explica que su madre nunca alardeaba de sus méritos profesionales: ella y sus hermanos se enteraron de los cuantiosos logros de su madre cuando ya eran adultos. "La sensación que transmitía mi madre era de normalidad. 'Trabaje mucho y me lo reconocieron', solía decir", cuenta Mª Pilar Alfaro, quien también es catedrática al igual que dos de sus hermanos.

García de la Puerta, natural de Soria, se licenció en el año 1926 – “con calificaciones fuera de lo común”, según explica su hija – y empezó a preparar su tesis doctoral con ahínco. “Entonces las tesis se leían en la Universidad Central de Madrid y mi madre tuvo que viajar allí para poder doctorarse”, recuerda su hija.

“Nunca tuvo problemas con sus compañeros, es más, le hicieron reconocimientos públicos”, cuenta Alfaro refiriéndose al homenaje que en 1928 sus compañeros de la Facultad de Químicas le rindieron un homenaje, junto a otra ilustre docente e investigadora zaragozana, Genara Vicenta Arnal Yarza, en el Casino de Zaragoza por su nombramiento como Profesoras Auxiliares de la Facultad.

También en el año 1928, García de la Puerta ganó la oposición a catedrática de Física y Química. Su hija explica que había 20 opositores para dos plazas y que su madre consiguió el número 1. Un año más tarde, Arnal Yarza accedió a una plaza de catedrática.

Entre las condecoraciones que recibió a lo largo de su carrera Ángela García de la Puerta, figura la medalla de la Diputación Provincial de Soria.

Etiquetas