Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

La Policía desaloja a petición de Noeno a los médicos encerrados en Sagasta

Los facultativos ven ¿desproporcionado¿ el dispositivo y estudian interponer una denuncia.

Los médicos ofrecieron ayer una rueda de prensa, tras una reunión con afectados.
La Policía desaloja a petición de Noeno a los médicos encerrados en Sagasta
ESTHER CASAS

A la 1.30 de ayer, cinco furgones de la Policía Nacional acudieron -según los organizadores de la movilización- al centro de salud del paseo de Sagasta para desalojar a los médicos que en ese momento se encontraban encerrados, de forma pacífica, para protestar por la distribución “discrecional” de las plazas ofertas en la última oposición para médicos de familia y pediatras (muy pocas están en Zaragoza). A esa hora, había seis facultativos y el desalojo no conllevó ningún problema.

La petición a la Delegación del Gobierno para obligar a abandonar las instalaciones la dio la propia consejera de Salud, Luisa María Noeno, para, según dijo, “garantizar el normal desarrollo del centro y que la protesta no repercutiera en la atención sanitaria y en el trabajo”. Según la responsable autonómica, este encierro fue “un hecho insólito” y responsabilizó del dispositivo de desalojo a la Delegación. “Ellos aplican su protocolo”, argumentó Noeno, que reiteró que se había solicitado en numerosas ocasiones a los protestantes que depusieran su actitud.

Sin embargo, la Sociedad Aragonesa de Médicos de Familia y Comunitaria (Samfyc) -que ha organizado la movilización- discrepó. Consideró la reacción “desproporcionada” y vió incluso “indicios de ilegalidad”. Por eso, no descartó interponer una denuncia, según avanzó el vicepresidente de la sociedad, Javier Perfecto, que aseguró que en ningún caso se estaba alterando el orden público. Belén Clemente, miembro de la plataforma de afectados por estas oposiciones, recordó que se informó a los trabajadores del centro y se contó con su apoyo. “Ningún paciente ni profesional presentó queja o reclamación”, insistió Rosa María Macipe, otra afectada, que anunció concentraciones en el departamento mañana.

Más allá de la protesta, la consejera compareció ayer de forma urgente para manifestar su postura ante la protesta. Desgranó el desarrollo de la Oferta de Empleo Público (OPE) y explicó que se abre el periodo para elegir puesto con tres opciones: aceptar, renunciar o recurrir. Defendió que la OPE se presentó en la mesa sectorial, donde están representados todos los sindicatos, y la señaló como único foro para plantear cambios en el desarrollo de los procesos. _CC. OO. negó esta negociación y exigió la convocatoria de la mesa.

“Inseguridades jurídicas”

No obstante, Noeno descartó cualquier modificación en la polémica oferta porque supondría “una ruptura de las reglas, generaría inseguridades jurídicas y sería un agravio para el resto de personas”. “Como administración, debemos garantizar el cumplimiento ordenado del procedimiento, la seguridad jurídica y la transparencia”, justificó. Respecto a las vacacantes, advirtió de que se generaron después de la oferta y que se incluirán en la próxima.

El vicepresidente de Samfyc, sin embargo, apuntó que la solución ya no pasa por el Salud. “Es una decisión política del Consejo de Gobierno para que decida qué plazas se ofertan”, dijo Perfecto. Reclaman la regularización administrativa de al menos 30 plazas de Atención Primaria y 5 de Pediatría.

Etiquetas