Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DATOS DEL INE

La población aragonesa crecerá un 4,3% en los próximos diez años

En España, la esperanza de vida aumentará en 1,6 años de media, por lo que la tasa de dependencia aumentará seis puntos hasta el 55,1 por ciento.

La población aragonesa crecerá un 4,3 por ciento en los próximos diez años, un porcentaje superior a la media española que será de tan solo un 2,7 por ciento.

Así, en Aragón la población aumentará en 56.977 personas, mientras que en el conjunto de España supondrá 1,2 millones de residentes más.

En España, la esperanza de vida aumentará en 1,6 años de media, por lo que la tasa de dependencia aumentará seis puntos hasta el 55,1 por ciento.

Estos son algunos de los datos más destacables de un estudio de 'Proyección de la Población de España a Corto Plazo 2010-2020' elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que detalla que en los últimos diez años la población ha crecido un 14,8 por ciento.

En cuanto a la llegada de inmigrantes, el INE calcula que en 2010 serán unos 460.000 inmigrantes, lo que supone una reducción del 54,4 por ciento respecto al millón de personas que entraron en España procedentes del extranjero durante 2007.

Según los cálculos del INE, que trabaja sobre la premisa de que las tendencias demográficas se mantendrán estables, la reducción del flujo inmigratorio y el envejecimiento de la población redundará en un menor crecimiento demográfico en todas las regiones de España.

De hecho, la población decrecerá en el Principado de Asturias (en un -3,2 por ciento), País Vasco (-2,0 por ciento), Castilla y León (-1,9 por ciento), Galicia (-1,6 por ciento) y La Rioja (-1,3 por ciento), y en la mayoría de ellas el número de defunciones será claramente mayor que el de nacimientos.

En el extremo opuesto se situarán Castilla-La Mancha, con un crecimiento de la población del 6,4 por ciento; Illes Balears, con un aumento del 6,4 por ciento; Murcia, con un 6,0 por ciento; la Comunidad Foral de Navarra, con 5,5 por ciento; Comunidad de Madrid, con el 5,4 por ciento, y Andalucía, con un 5,0 por ciento; además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con crecimientos poblacionales superiores al 5 por ciento en todas ellas.

Con todo, en el periodo 2010-2019 la población residente en España crecerá en 1,2 millones (un 2,7 por ciento), frente a los 5,9 millones (14,8 por ciento) que ha crecido en la primera década del siglo XXI.

En cuanto al crecimiento vegetativo, los cálculos del INE muestran que se va a ralentizar cada vez más hasta el punto de que la diferencia entre nacimientos y defunciones apenas superará el saldo nulo en el horizonte de 2019, con sólo 6.180 muertes más que nacimientos.

Así, el organismo calcula que se mantendrá el descenso continuado de la natalidad, determinado por el hecho de que están entrando en edad fértil generaciones de mujeres menos numerosas, nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primeros de los 90.

A ello se suma una mayor esperanza de vida, que aumentará en el caso de los varones en 1,7 años, hasta los 80,1 años, y de las mujeres, en 1,5 hasta los 86,1 años.

El INE también ha calculado un importante aumento en la tasa de dependencia, esto es, la proporción entre el número de personas en edad de trabajar y los que no tienen edad de trabajar por tener menos de 16 años o más de 65.

Esta tasa se elevará en seis puntos en los próximos 10 años, hasta el 55,1 por ciento.

Finalmente, en lo que se refiere al componente migratorio, de mantenerse los niveles actuales, la migración exterior tendrá una contribución al crecimiento demográfico muy inferior a la registrada en años pasados.

De hecho, en el periodo 2010-2019, Cataluña, País Vasco y La Rioja presentarán un saldo exterior negativo, ha calculado el INE.

Etiquetas