Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PLAGA DE MEJILLÓN CEBRA

La plaga del mejillón cebra alcanza Teruel a través del embalse de Calanda

La bajada del nivel del agua por la campaña de riego ha mostrado la presencia del molusco.

El mejillón cebra sigue su expansión por toda la cuenca del Ebro y ya ha alcanzado la provincia de Teruel. Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón en Alcañiz inspeccionaron ayer las aguas del embalse de Calanda en busca de ejemplares de mejillón cebra tras el hallazgo de tres moluscos adultos por parte de la Sociedad de Pescadores de Calanda el pasado martes. La inspección de los agentes medioambientales confirmó la plaga del molusco invasor.

Los técnicos desplazados al embalse, situado en la cuenca del Guadalope a unos cinco kilómetros de Calanda, rodearon todo el perímetro del pantano para valorar el nivel de densidad y desarrollo de esta plaga y emitir el correspondiente informe. La simple inspección ocular por la orilla del embalse confirmó el brote anteriormente detectado, encontrando decenas de ejemplares adultos adheridos a las piedras y miles de pequeños moluscos de unos ocho milímetros de longitud.

"Hemos recogido el mayor número de datos posibles y estamos comprobando el tamaño de los ejemplares que nos encontramos", explicó Juan José Mallén, agente de Protección de la Naturaleza. El técnico indicó que la extensión de la plaga le había "sorprendido al hallarse por todo el pantano".

La presencia de mejillón cebra en aguas del embalse de Calanda ha salido a la luz gracias al descenso del nivel provocado por la campaña de riegos, que ha permitido encontrar las larvas y los ejemplares adultos, al desarrollarse el molusco a metro y medio de profundidad. "Lo hemos detectado precisamente ahora porque se ha producido una bajada bastante importante en el nivel del agua. En un metro por encima no se observa absolutamente nada", afirmó Mallén.

La extensión de la plaga del mejillón cebra en el río Guadalope ha causado sorpresa también en la Confederación Hidrográfica del Ebro, puesto que los últimos análisis efectuados sobre las aguas del embalse en busca del molusco en su estado larvario habían arrojado resultados negativos. El último informe data del 28 de agosto de este año.

Varias hipótesis

Se barajan varias hipótesis sobre la llegada de mejillón cebra al pantano calandino, aunque la más probable sea que ha llegado adherido a alguna embarcación, puesto que en el pantano calandino está permitida la navegación acuática y la pesca deportiva.

La confirmación del hallazgo del molusco invasor por primera vez en la provincia de Teruel ha venido a confirmar las sospechas que tanto DGA como Confederación Hidrográfica tenían al respecto. En los últimos meses se venían realizando controles exhaustivos en las aguas embalsadas de la cuenca del Guadalope y La Estanca de Alcañiz, así como en el pantano del Civán, en los que, de momento, no se han encontrado moluscos.

Etiquetas