Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

La oposición tilda el estudio de "previsible" y pide al Ejecutivo que actúe

PP, CHA e IU recuerdan que el informe es "de parte" e insisten en que la obra es un trasvase. Mientras, PSOE y PAR aguardan al pronunciamiento de la Comisión Jurídica Asesora

Todos los grupos de la oposición coincidieron ayer en calificar de "previsible" el informe de los servicios jurídicos de la DGA, un estudio que recordaron "es de parte" y viene a satisfacer, según dijeron, "los intereses del presidente Iglesias". Mientras, los grupos que sustentan al Gobierno -PSOE y PAR- se mostraron prudentes a la espera de que se pronuncie la Comisión Jurídica Asesora, algo que se prevé para finales de semana.

Muy duro salió el presidente del PP-Aragón. Gustavo Alcalde lamentó que la DGA "siga empecinada en demostrar que no es un trasvase lo que todo el mundo ve como tal" y que para ello haya encargado "un estudio a la medida". Según dijo, el resultado del informe era "absolutamente esperable" después del "tropezón" de Iglesias en la Cortes, cuando aseguró que ningún jurista sensato diría que esto es un trasvase. "Iglesias es el presidente de la Academia Aragonesa de Jurisprudencia", ironizó. Para Alcalde, "le guste o no al presidente, y lo digan los servicios jurídicos o quien lo diga, esto es un trasvase". Además, consideró "injusto" que salga agua del Ebro cuando en Aragón las obras hidráulicas apenas han avanzado.

También destacó que el informe es "de parte" la presidenta de CHA, Nieves Ibeas. "Iglesias sabe que es un trasvase", afirmó para denunciar: "Todo lo demás es marear la perdiz y salir por otros derroteros para intentar salvar el pellejo". En este sentido, la nacionalista censuró que el presidente "vaya muy en contra de los intereses de Aragón" y que "traicione ala ciudadanía" después de haber hecho de la oposición a los trasvases su bandera electoral. Ibeas, que cuestionó la emergencia tras las últimas lluvias caídas en Cataluña, pidió a la DGA que actúe de una vez contra el decreto-ley, ya que ni Cataluña, ni el Gobierno central "han necesitado informes para avanzar" y acelerar la tramitación de la obra.

Tampoco sorprendió a IU el contenido del informe. Para su coordinador general, Adolfo Barrena, los "juristas han sido sensatos" -en referencia a la polémica frase que pronunció el presidente Iglesias la semana pasada en las Cortes- "y han dicho lo que quería oír su jefe". "Hoy se sube un peldaño más en la escalera para convertir lo negro en blanco", lamentó. El diputado insistió en que se "culmina un desaire a la ciudadanía de Aragón y al Estatuto" y cargó contra Iglesias, al que consideró "cómplice del giro trasvasista" dado por el Gobierno de Zapatero.

Por su parte, el portavoz del PSOE, Jesús Miguel Franco, se esforzó en resaltar que el informe "va en la línea" de lo argumentado por la DGA, ya que "del Ebro no saldrá ni una gota más de agua". No obstante, aseguró que la DGA "estará vigilante" sobre la compra de derechos, y dijo que el Ejecutivo "nunca ha descartado" recurrir este punto ante el Constitucional. No obstante, aplazó cualquier decisión hasta que se conozca el informe "fundamental" de la Comisión Jurídica Asesora. También optó por esperar a ese estudio para establecer "los mecanismos de actuación" precisos, el portavoz del PAR, Javier Allué. Si la conclusión es que es un trasvase -avanzó- se recurrirá.

PP y CHA exigirán que se recurra el decreto

Además. tanto PP, como CHA llevarán al pleno de mañana en las Cortes de Aragón dos iniciativas en este sentido.

Los populares reclamarán a la DGA, a través de una proposición no de ley, que recurra todas las leyes y resoluciones administrativas de la obra. En el texto, pedirán expresamente al Ejecutivo autonómico que acuda al Tribunal Constitucional.

Y reivindicarán además que se trabaje para alcanzar "un gran pacto nacional sobre el agua" y se impulse la "inmediata ejecución de las infraestructuras hidráulicas recogidas en el Pacto del Agua y las acordadas por la Comisión del Agua de Aragón".

Los nacionalistas también defenderán una proposición no de ley, en la que instarán a la DGA a que interponga un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto-ley. Además de manifestar su "rechazo rotundo" al trasvase a Barcelona, invitarán al Gobierno aragonés a que se dirija al de la Nación para exigirle "respeto a la legislación europea, estatal y aragonesa y la búsqueda de soluciones sostenibles y respetuosas con la unidad de cuenca".

Junto a esta iniciativa, CHA registró ayer una nueva petición de comparecencia urgente para el presidente aragonés. Consideran los nacionalistas que Iglesias debe explicar si se han superado o no, tras las últimas lluvias, las circunstancias de extrema necesidad con las que se justificó la obra en su día. El socialista tendría que aclarar también el carácter temporal o permanente de la tubería y su reversibilidad.

Para su presidenta y su portavoz en la materia, Nieves Ibeas, y Bizén Fuster, respectivamente, "cada vez quedan más en evidencia las mentiras, el cinismo y la hipocresía de Iglesias y el PSOE". CHA no descarta recurrir "si el Gobierno no lo hace" los actos administrativos del trasvase".

Etiquetas