Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEBATE DE LA COMUNIDAD

La oposición percibe un Gobierno ajeno a la realidad y escaso de liderazgo

Los representantes de PSOE y del PAR en las Cortes, Jesús Miguel Franco y José Ángel Biel, han insistido en transmitir a los aragoneses confianza en el futuro de Aragón, a pesar de la crisis, puesto que la comunidad está "preparada" e incluso "de moda" y será capaz de superar las dificultades.

Los grupos de la oposición han intentado desmontar, en la segunda jornada del Debate sobre el Estado de la Comunidad, la visión optimista que dio el presidente Marcelino Iglesias y han llamado la atención sobre un Ejecutivo ajeno a la realidad al que le falta liderazgo para superar la crisis.

Entre acusaciones de oscurantismo, de vivir alejado de la realidad y obviar los problemas de los ciudadanos, autocomplacencia o de exagerado triunfalismo, Gustavo Alcalde (PP), Nieves Ibeas (CHA) y Adolfo Barrena (IU) han asegurado que la situación que vive Aragón no es todo lo idílica que dice Iglesias y han insistido en que la crisis se sufre de forma más profunda.

Alcalde ha asegurado que la Expo Zaragoza 2008 ha eclipsado la "grave crisis económica", ante la que el Gobierno no ha adoptado "ninguna medida seria y rigurosa" y ha apostado por la investigación y la innovación, el empleo de calidad y la Universidad.

También ha propuesto algunas posibles soluciones, como la bajada de impuestos para poner "más dinero" en las manos de los ciudadanos; apoyar de forma decidida a las pequeñas y medianas empresas, y ejercer un "mayor y exhaustivo" control del gasto público.

Las excesivas carencias que percibe en la calidad de la prestación de los servicios sociales han compartido protagonismo en el discurso de Alcalde con lo que éste ha denominado asuntos "clásicos", que acompañan a Iglesias en su gestión desde que tomó posesión por primera vez, en 1999.

Entre ellos, la política hidráulica, las carencias en infraestructuras, el problema de la financiación autonómica y la deuda tributaria, la deficiente política territorial, los bienes religiosos que reclaman al obispado de Lérida las parroquias oscenses o las comunicaciones transfronterizas.

Para Nieves Ibeas, en su primer Debate de Política General, el Gobierno no transmite "ni ilusión ni la capacidad necesaria para llevarnos por el buen camino", por lo que la Comunidad necesita un Ejecutivo que actúe, que afronte problemas y busque soluciones en una "situación preocupante".

La "falta de liderazgo", ser demasiado dócil con el Gobierno central o haber lanzado un mensaje "engañoso" de tranquilidad ante la crisis económica han sido otras de las críticas de Ibeas, quien ha pedido a Iglesias que atienda asuntos como las malas condiciones laborales, la pobreza o la subida de precios, y consiga un sistema de financiación que "respete las singularidades de la Comunidad".

Por ello, ha dicho que CHA no confía en su Gobierno, ya que Iglesias "se compromete a muchas cosas pero luego desaparecen".

El diputado de Izquierda Unida (IU), Adolfo Barrena, ha emplazado al presidente Iglesias a que sea "valiente" y encabece un cambio del modelo económico actual, que está agotado, y asuma otro que prime de verdad a los más débiles.

Barrena, quien ha basado gran parte de su intervención en las consecuencias de la crisis económica en el empleo y en los estratos más débiles de la sociedad, ha insistido en pedir a Iglesias que sea "audaz" y "valiente" y que utilice su capacidad de endeudamiento para crear empleo "decente, digno, seguro y de calidad", así como que priorice, en los Presupuestos, a los Departamentos con más contenido social.

La economía aragonesa, ha añadido, "no es sólida, tiene los pies de barro" y no ha aprovechado el crecimiento económico previo para emprender el cambio y la justicia social.

En el lado de los grupos que apoyan al Gobierno, el portavoz socialista, Jesús Miguel Franco, y el presidente del PAR y vicepresidente del Ejecutivo de coalición, José Ángel Biel, coincidieron en la visión optimista de Aragón que dio Iglesias.

Franco ha defendido que el Gobierno, ante la situación económica, ha dejado de lado el miedo, "que impide avanzar", y ha asumido un compromiso con el "riesgo", el "avance", y la "búsqueda de soluciones a los problemas".

El vicepresidente Biel ha considerado que la Comunidad afronta la crisis desde una situación "francamente interesante" y con "proyectos importantes que realizar", y ha apostado por cuatro ideas para terminar una fructífera legislatura: confianza, estabilidad, ideas y velocidad.

En su última intervención, Iglesias ha agradecido la actitud de todos los grupos, también los de la oposición, "fundamental en democracia", y ha asegurado que el "objetivo" que todos comparten en el Parlamento es "Aragón".

Etiquetas