Despliega el menú
Aragón

La oposición critica que la negociación se supedite al acuerdo con Cataluña

El PP dice que si se beneficia a unas Comunidades se rompe "el espíritu de la Consitución", CHA exige que se cumpla el Estatuto e IU reclama que Aragón sea "más reivindicativo"

Nieves Ibeas (CHA) charla con diputados del PP en un pleno de las Cortes.
La oposición critica que la negociación se supedite al acuerdo con Cataluña
josé miguel marco

zaragoza. La oposición criticó ayer al unísono el proceso de negociación que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está llevando a cabo para tratar de cerrar una acuerdo en torno a la financiación autonómica. Tanto el PP, como CHA e IU lamentaron que todo se supedite a la situación de Cataluña.

La presidenta del PP-Aragón, Luisa Fernanda Rudi, consideró que "toda la negociación ha sido muy mal llevada. "Ya lo dijimos y lo denunciamos, que no se puede vincular la financiación autonómica de 16 Comunidades al acuerdo que el Ejecutivo central consiga con el catalán", advirtió Rudi, que recordó que todo tiene su origen en el Estatuto catalán, que "rompe el espíritu de la lógica, que es la ley orgánica de financiación de Comunidades Autónomas".

Además, destacó que si el modelo que se apruebe beneficia a unas comunidades en contra de otras, "estaremos rompiendo el espíritu de Constitución y se demostrará que el Zapatero condiciona sus decisiones políticas por su vinculación con el Gobierno catalán".

CHA incidió en la necesidad de exigir el cumplimiento del Estatuto. El diputado Chesús Yuste recordó que existe un mandato parlamentario unánime de exigir el cumplimiento de todos los derechos financieros del Estatuto. "El Gobierno de Iglesias no puede aceptar un acuerdo que no recoja todas las especifidades financieras del Estatuto, no solo los criterios de envejecimiento, baja densidad o dispersión territorial sino, también y especialmente, el acuerdo bilateral económico financiero con el Estado que podría ser la vía para actualizar los derechos históricos", explicó Yuste, que exigió firmeza del Gobierno de Aragón para exigir que se compensen las transferencias que se hicieron mal en su día y equilibrar el excesivo peso de la población en el modelo.

Por su parte, el portavoz de IU, Adolfo Barrena, denunció que el tipo de negociación llevado a cabo provoca "un agravio comparativo" entre Comunidades y anunció que su formación no va a apoyar este modelo de financiación autonómica. Abogó por que se cierre un modelo equitativo, "que garantice los servicios y las prestaciones a todos los ciudadanos, independientemente de dónde vivan". Y exigió al Gobierno de Aragón que sea "más reivindicativo".

Además, instó al presidente Marcelino Iglesias a que "supere ese nivel de calma y tranquilidad que tanto le gusta y que haga valer el peso que tiene el PSOE".

El PAR rechaza las formas

En este sentido y compartiendo algunos argumentos de la oposición se pronunció el PAR, uno de los partidos que sustenta el Gobierno de Aragón. En concreto, su portavoz parlamentario, Javier Allué, lamentó que el modelo esté pendiente de lo que diga Cataluña y advirtió de que "es rechazable cuando hablamos de un modelo para todos".

También se refirió al Estatuto y recordó que están fijadas una serie de herramientas sobre el dinero que debe recibir Aragón del Gobierno central. Allué aseguró desconocer los datos oficiales y esperó que reflejen la norma estatutaria. "De lo contrario, podrá ser rechazable", avisó.

Etiquetas