Despliega el menú
Aragón

AGUA

La oposición en bloque exigirá a la DGA que recurra el decreto del trasvase

PP, CHA e IU presentarán en las Cortes de Aragón diversas iniciativas para que el Gobierno autonómico intente frenar la obra. PSOE y PAR prefieren esperar a que los servicios jurídicos se pronuncien sobre la transferencia de caudales a Barcelona. La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, reclama solidaridad en materia de agua entre las Comunidades Autónomas.

La oposición exigirá a la DGA en las Cortes de Aragón mediante diversas iniciativas parlamentarias que presente un recurso ante los tribunales para frenar las obras del trasvase del Ebro a Barcelona. PP, CHA e IU anunciaron varias proposiciones no de ley en contra del proyecto, mientras que la coalición PSOE-PAR prefirió esperar a que los servicios jurídicos y la Comisión Jurídica Asesora se pronuncien antes de tomar la decisión de acudir ante los jueces.

El PP de Aragón reclamará que el Gobierno aragonés rechace el trasvase a Barcelona. "Evidentemente, el decreto está incumpliendo el Estatuto de Autonomía. Por lo tanto, exigiremos que se presente el recurso", dijo el presidente de los populares aragoneses, Gustavo Alcalde.

La máxima responsable de CHA, Nieves Ibeas, informó de que hoy se reunirá el grupo parlamentario y dio por hecho que se presentará una propuesta en este sentido. IU se expresó en la misma línea. "Hay que hacer valer el estatuto y recurrir", dijo el diputado Adolfo Barrena.

El PSOE y el PAR mantuvieron ayer el discurso oficial. "Nuestra posición es que hay que esperar a los informes jurídicos", explicó el portavoz socialista, Jesús Miguel Franco. No obstante, aseguró que si los servicios jurídicos concluyen que se trata de un trasvase, se opondrán. "Si los intereses de Aragón se vieran lesionados, no tendremos ninguna duda", dijo.

El secretario general del PAR y consejero de Medio Ambiente, Arturo Boné, declaró a Europa Press: "El PAR trabaja con rigor y lealtad institucional y política, que obliga a tener toda la seguridad jurídica para que las instituciones tomen las decisiones más acertadas, con los informes en la mano", declaró.

La oposición fue durísima ayer con el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, especialmente tras la reunión en Madrid con la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, con los representantes de las distintas comunidades autónomas. Alcalde aseguró que la posición del jefe del Ejecutivo autonómico "es corderil y deplorable" y que "ha quedado tan en evidencia que solo le queda una salida para salvar su dignidad". "Lo mejor que puede hacer es dejar paso a alguien que, al menos, demuestre más valor que él a la hora de defender nuestra tierra".

También criticó la actitud del consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, en la reunión con Espinosa y cargó contra "la escasa contundencia del PAR" en contra del trasvase. Alcalde también se desmarcó de la posición de apoyo al trasvase que está manteniendo su partido a nivel nacional y se opuso a la transferencia de caudales a Barcelona. "Lo prioritario son las obras del Pacto del Agua", afirmó.

Ibeas acusó a PSOE de "engañar a la ciudadanía" por hacer una campaña en contra del trasvase mientras lo negociaban para Barcelona. Calificó la actitud de la DGA de "vergonzosa" y criticó "las medias tintas" del PAR. Barrena cargó contra "el doble lenguaje" del Ejecutivo. "Debe dar un puñetazo en la mesa. Con esta tierra no se juega", declaró.

Jesús Miguel Franco achacó las críticas de PP y CHA "a sus problemas internos". Insistió en que la situación de Barcelona "es de emergencia" y que la medida es "temporal". No obstante, no pudo disimular las cada vez más evidentes discrepancias con su socio de Gobierno, el PAR. El portavoz aragonesista, Javier Allué, recordó que "Boné ha rechazado el decreto" y declaró "que hay razones para expresar nuestra disconformidad" con esta infraestructura. "Se toman decisiones agilísimas para ayudar a Barcelona y aquí, nada de nada", dijo.

Mientras tanto, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, afirmó en una entrevista concedida a la Cadena Ser que el trasvase del Ebro está derogado, al tiempo que apeló a la solidaridad entre las comunidades autónomas en materia de agua.

La nueva titular de Medio Ambiente precisó que la conducción de agua de Tarragona a Barcelona no es un trasvase y agregó que "lo correcto es llamarle cesión temporal y voluntaria del agua". "Es un agua que proviene de concesiones que actualmente tienen los regantes del río Ebro", dijo. Subrayó que la medida tiene un carácter temporal y recordó que soluciones similares se han aplicado en Valencia, Alicante, Murcia, Almería.

Etiquetas