Despliega el menú
Aragón

TEMPORAL

La nieve vuelve a Teruel y obliga a cortar la circulación de camiones en la A-23

Durante tres horas estuvieron retenidos 85 transportistas. Las temperaturas experimentarán un ascenso a partir de mañana.

El temporal continuará hoy en Aragón. A lo largo de la jornada el frío estará presente en toda la comunidad, ya que aunque las temperaturas máximas experimentarán un ligero ascenso, las mínimas se mantendrán bajas. De hecho, el Pirineo se encuentra en alerta por frío y en algunas zonas como Benasque, se prevé que el mercurio baje hasta los -8 grados La nieve también estará presente en el norte de Huesca, mientras que el protagonista indiscutible en el valle del Ebro volverá a ser el fuerte viento, que ayer sopló con una intensidad de hasta 70 kilómetros por hora.

 

A pesar de que la jornada discurrió con bastante normalidad, el efecto del frío se hizo notar en algunas carreteras, especialmente en la provincia de Teruel. Un total de 85 camiones permanecieron retenidos durante la mañana en explanadas de Teruel y Monreal del Campo al cubrirse de nieve la autovía Mudéjar o A-23, que quedó cortada para vehículos pesados desde las 10.00 hasta las 13.00 aproximadamente, entre los términos municipales de San Agustín y Santa Eulalia.

 

Cincuenta de esos camiones estuvieron aparcados en el área de servicio de Monreal del Campo mientras que los 35 restantes ocuparon la zona exterior del parque paleontológico Dinópolis en Teruel capital. A primera hora de la tarde, una vez que habían cesado las precipitaciones y mejoraba la temperatura, los vehículos pesados pudieron continuar su ruta al tiempo que se retiraba también la obligación de circular con cadenas para los turismos.

 

Al mismo tiempo, la N-234 (Sagunto-Burgos), que en muchos tramos discurre paralela a la A-23, también sufrió los efectos de la nieve y estuvo cortada para camiones entre San Agustín y Santa Eulalia y los turismos necesitaron cadenas para circular por estos casi 90 kilómetros.

 

Además, en otras 11 carreteras de la red secundaria de la provincia, a lo largo de 170 kilómetros, fue necesario el uso de cadenas para poder circular. Como es habitual, las comarcas de la Sierra de Albarracín y el Maestrazgo registraron las nevadas más intensas.

 

Huesca fue la provincia aragonesa en la que se registraron las temperaturas más bajas, -80 grados en Panticosa y -7,6 grados en Cerler. Aquí la nieve y la niebla también causaron problemas en algunas carreteras y las cadenas se convirtieron en un requisito imprescindible para circular por algunas vías a la altura de Bielsa, Benasque y el Portalet.

Un respiro para San Valero

Aunque parece que se cumplirá el refrán y San Valero será 'ventolero', el frío nos dará un respiro durante el fin de semana. De hecho, mañana las temperaturas experimentarán un ligero o moderado ascenso, más acusado en el caso de las mínimas, que se mantendrá a lo largo de todo el puente.

 

También continuará las nubes que cubrirán gran parte de la comunidad, especialmente la zona del tercio norte y de la Ibérica, donde se registrarán algunas precipitaciones, que en zonas de montaña podrían ser en forma de nieve. La cota, que se situará mañana en los 1.000 metros, bajará hasta los 300 el domingo.

Etiquetas