Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Consumo

La Navidad se anuncia, pero todavía no vende

Ni siquiera quienes acostumbran a hacer las compras de Navidad con mucha antelación para ahorrarse unos euros se deciden. Los comerciantes se adelantan cada vez más a las fiestas, pero la crisis les ha vuelto a espantar a la clientela.

Los turrones, las cestas y los adornos navideños ya están en los mostradores de las grandes superficies aragonesas, en un intento por calentar motores e incentivar el consumo. Incluso, algunas buscan a un Santa Claus entre los zaragozanos mientras en las calles más céntricas comienzan a colgarse las luces de cada año. Sin embargo, en los mercados de barrio apenas hay pedidos todavía para el menú de Nochebuena, y las últimas semanas han sido tan poco fructíferas para los vendedores que aventuran que este año habrá poca actividad antes del día 15 de diciembre.

Tradicionalmente, la avalancha de compradores suele llegar a partir del 1 de diciembre porque adquirir cochinillo, besugo o marisco -sobre todo langostinos- a mediados del próximo mes es exponerse a desembolsar por estos productos bastante más que el resto del año. Por eso, muchos intentan esquivar la escalada de precios de Navidad comprando antes y congelando. Sin embargo, este año la crisis no perdona, y nadie parece tener en mente que falta poco más de un mes para las fiestas. "Está todo bastante parado, la gente va preguntando, pero pedidos no hay", reconocen desde La Flor de Aragón, una de las carnicerías del Mercado Central. David Pueyo, jefe de otro comercio especializado en carnes, coincide: "Los pedidos llegarán a partir del 1 de diciembre, antes será difícil", concreta.

Los expertos lo tienen claro: no es bueno ni adelantarlas demasiado, ya que los precios aún están oscilando, ni dejarlas para la última semana. Lo corrobora Javier, conocido en el Mercado Central por regentar una pescadería con producto de calidad, que asegura que el rape se podía comprar estos días por 17,90 euros el kilo, 4 menos que la semana pasada. No es el único caso. Luis Sanz, al frente de un puesto en el que solo se venden carnes de denominación de origen, aconseja a los consumidores que tomen sus decisiones en este sentido con cabeza. "Comprar antes no significa hacerlo siempre más barato o con la misma calidad", concreta. Por ejemplo, en el caso del ternasco, asegura que el precio del kilo bajará en las próximas semanas. "Pronto se va a celebrar la fiesta del cordero musulmana, y por eso de momento no ha disminuido el precio, pero lo previsible es que, en pocos días, la cosa cambie. Además, consumir ternasco en navidad es más barato normalmente que en el Pilar, porque en diciembre tiene que competir con el besugo, los langostinos, el cochinillo?".

Otra cosa sucederá si el comprador retrasa la elección para la última semana. "Entonces sí que puede que el kilo de ternasco suba al menos 2 euros -más si es lechal-. Pero como siempre, habrá que ver", matiza David Pueyo. No obstante, los mayoristas -que próximamente ofrecerán junto a Mercazaragoza una serie de menús navideños económicos- creen que las fiestas de Navidad se parecerán a las anteriores: habrá poca escalada de precios y podrán conseguirse productos de calidad y no muy caros en fechas cercanas a las celebraciones.

Un caso un poco más particular es el del marisco. "La gamba de Huelva se está vendiendo ya muy bien. Estos días se ofrece por unos 9,90 euros el kilo, pero las próximas cajas saldrán, en próximos días, por unos 19 euros el kilo", explican desde Pescados y Mariscos Olmeda. "Saber qué pasará en las próximas semanas es imposible, pero es previsible que ciertos pescados suban. En nuestro caso, mantendremos el de los langostinos o los mariscos congelados, pero los del resto no se pueden garantizar", explica Dimitar Raynovski, encargado de este puesto. "A nosotros sí que ha habido clientes fijos que nos han comentado que quieren precios ajustados y a los que, por ejemplo, les he avisado si ha llegado algo bueno por no mucho dinero", dice.

Así las cosas, él es el primero que rescata una vieja máxima: la de los menús alternativos. Y si el secretario de Agricultura animó a los españoles en 2007 a cenar en Navidad un buen guiso de conejo en vez de los tan socorridos cochinillos o el marisco, en este puesto lo tienen claro: "El filete de perca se parece mucho al mero, y rondará los 6 euros el kilo. No es una mala opción", precisan.

Otro sector que ha empezado a vislumbrar la llegada de la Navidad es el de las jugueterías. Con muchos escaparates ya engalanados y una fuerte campaña publicitaria, los padres comienzan a interesarse por cómo facilitarles la tarea a Papá Noel y a los Reyes Magos. Ya han salido los primeros catálogos de juegos e incluso las grandes superficies empiezan a hacer ofertas. En UDE, una tienda especializada en juguetes educativos y otro material para guarderías, explican que, de momento, se ha notado un creciente interés de los padres, aunque aún es pronto para comenzar las compras.

"Muchos preguntan, la cosa empieza a moverse, pero aún es pronto. Sí que lo hemos notado en los adornos navideños. Nosotros los pusimos y, desde entonces, hemos recibido muchos pedidos para conseguirlos para los clientes", explica Antonio Giménez.

Etiquetas