Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CRISIS ECONÓMICA

La morosidad en las comunidades de vecinos crece un 20% en Aragón

En algunas comunidades de vecinos de Aragón, los propietarios morosos adeudan entre 900 y 1.400 y los pagos se retrasan hasta un año.

El nuevo distrito de Parque Venecia
Los primeros de Parque Venecia
P.R.D

La Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda, Arrenta, publicó en 2010 un informe que situaba la morosidad a nivel nacional por aquel entonces en un 18% y auguraba un futuro negativo ya que según las previsiones este índice «seguiría en aumento». Y así ha sido. 

Desde el verano pasado, la morosidad en las comunidades de vecinos de Aragón se ha situado entorno al 20%, una tendencia al alza que no es propia únicamente de la comunidad aragonesa. «Esta situación se repite en toda España», indica Miguel Ruiz, presidente del Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Aragón (CTAFA).

«La crisis se está notando y va a continuar», pronostica Ruiz. El presidente de CTAFA explica que el aumento de los impagos viene de lejos, desde el comienzo de la crisis en el 2009, aunque ahora se está dejando sentir de una manera «más destacada».

El Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Aragón señala que los retrasos en los pagos de los recibos de las comunidades de propietarios dilatan una media de entre «tres y seis meses» los pagos y que la deuda media de cada vecino moroso se sitúa entrono a los «900 y 1.400 euros». «Hay comunidades a las que algunos vecinos les deben más de un año» y en algunos casos la obligación asciende a «más de 6.000 euros», comenta su presidente. Además añade que la situación es «aún peor» en la comunidades de «segundas residencias», porque ahí es más difícil contactar con los propietarios y las cantidades son más altas al ser, generalmente, recibos semestrales.

Varios factores de influencia

Esta morosidad se explica por varios factores, no solo por la presencia de «algún caradura integral que se niegue a pagar», expone Ruiz. A la situación de crisis de la economía mundial o los altos niveles de desempleo en España, se suma el aumento del precio de recibos en los últimos tiempos, especialmente de los servicios y productos derivados del petróleo.

Esta subida de costes es uno de los motivos fundamentales que están «dejando muy tocada» la situación financiera de las comunidades, hasta el punto de «tener que pasar recibos de manera extraordinaria» debido a que las partidas presupuestarias «no alcanzan», explica el presidente de CTAFA. «Los precios están haciendo polvo la economía de los vecinos».

El informe de Arrenta destaca que «el impago de cuotas y derramas» es el «principal problema» de las comunidades de vecinos ya que alcanzan el 64% de las reclamaciones, seguido de las obras no consentidas con un 14% y la determinación de elementos comunes o reformas generales en menor medida.

La mejor solución: el acuerdo amistoso

Desde el Colegio Territorial de Administradores de Fincas de Aragón son conscientes de que muchas familias no pueden soportar los costes comunitarios y señalan que la mejor manera para resolver las deudas es «el acuerdo amistoso». «El embargo no es la solución, más aún en una época en la que no se venden casas», explica Ruiz.

El presidente del CTFA indica que las comunidades de propietarios están teniendo «mucha manga ancha» y que los impagos «se deben resolver de forma amistosa». «Si debes 50 y no puedes pagar, al menos paga 10», argumenta Miguel Ruiz.

Etiquetas